Sígueme vía Email

lunes, 20 de abril de 2015

Violant, sumisa real



Conocí al Profesor Domine vía email, a través de un anuncio, y tras varias cartas en las que vi que era un hombre correcto y de fiar. Me transmitía seguridad y paz, y poco a poco fui respondiendo a sus emails.

Sus preguntas fueron adquiriendo un carácter más íntimo, y dado lo vergonzosa que yo soy y la poca experiencia sexual que tenia me resultaba complicado responder al profesor. Creo que tuvo una paciencia infinita y aun la tiene.

Espero que por mucho tiempo pueda ser su sumisa pues resulto desde el principio todo un reto para él. Es un reto para mi amo el educarme y enseñarme, y es un reto para mí el aprender y obedecerle, pues resulta muy complicado para mi pasar de ser una mujer rebelde y sin causa a ser una sumisa callada, respetuosa y  obediente.

Aun tengo mucho que mejorar. Una de las cosas que primero hicimos pactar mi palabra de seguridad y establecer los límites a respetar en el juego. Seguidamente puso unas normas y reglas para nuestra relación D/S y la verdad es que le doy mucho trabajo. Me cuesta cumplir con alguna de esas reglas, y tengo tendencia a responder y contradecir a mi amo.

Hace unos días tuve un examen de esas normas y lo suspendí, no me las sabía todas o no sabía lo que querían decir. Dengo confesar que deseaba algo de spanking y sabia que si fallaba alguna de esas preguntas después podría tener el castigo que reconozco me gusta.

Hay otro castigo que no deseo, y que odio profundamente... el no obtener placer. Soy consciente de que si no contento a mi amo o incumplo mis deberes como sumisa, puedo sufrir ese castigo. Pues lo tuve y me pasé toda la semana molestando al Pr. Domine, pidiéndole que me lo quitara. No lo conseguí y debo agradecer que se mantuviera firme pues así aprenderé y recordaré mis obligaciones. De otra manera es imposible aprender.

La parte positiva es que poco a poco, sesión a sesión, voy aprendiendo mas. Estoy aprendiendo a ser más sumisa, más tranquila y procurando mi cumplir con mí deber de obedecer, respetar y satisfacer a mí Domine.
Me gusta darle placer aunque reconozco que aún ando torpe en algunos ejercicios y que cometo errores incumpliendo reglas que son básicas.

Sé que mejorare pues ahora hay un nuevo reto, mi amo tiene una nueva sumisa. Ya tengo competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario