Sígueme vía Email

miércoles, 1 de marzo de 2017

Entrevista a una Dómina: Ama Blanca.



Tradicionalmente, la sociedad ha otorgado siempre un papel Dominante al hombre, y un papel sumiso a la mujer en casi todas las facetas de la vida, incluido en el sexo. Pero desde hace años, y sobre todo en privado, los papeles de Dominante y de sumiso han ido intercambiándose dependiendo del morbo y de las perversiones de cada uno. 


Hoy vamos a entrevistar a una Dómina que disfruta educando, pervirtiendo y utilizando sexualmente a sus sumisos. Ellos, huyendo del papel Dominante, disfrutan obedeciendo y satisfaciendo los deseos mas ocultos de su Ama.


Antes que nada quiero agradecer la participacion de Ama Blanca, quien se ha prestado para esta entrevista.



·  Por qué FemDom ??  Que satisfacción encuentras en la Dominación ??

No sé por qué, los mecanismos que rigen la mente son complicados. Para mí fue una sorpresa... la primera vez que un hombre me dijo en un contexto sexual "Sí Reina, lo que tú mandes" sentí un cosquilleo en el coño y decidí investigarlo. Y aún no he podido para de investigar.



·         Según tu experiencia, qué tipo de hombres necesitan ser sumisos ??

Creo que la sumisión está muy unida al enamoramiento o encoñamiento y la admiración por alguien. Cualquier hombre encoñado se comportará de manera sumisa para conseguir su objeto de deseo. 



·  Has pensado alguna vez porqué una persona necesita obedecer y satisfacer los deseos sexuales de otra persona, sin hacer preguntas ni rechistar ??

Una vez se genera la confianza para dejarse llevar de la mano de alguien ciegamente es muy agradable, se liberan de culpa, responsabilidad y tabús. Sólo obedecen, no tienen que pensar si está bien o está mal o es transgresor o peligroso, de eso se encarga la Ama, ella manda pero también vela por ti.



·  Qué importancia tiene en tus relaciones BDSM el morbo ??

El morbo es la base del sexo. A mí las prácticas BDSM en sí no me interesan mucho. Unos azotes, un pie en la boca del sumiso, un apretón de huevos... no me interesan si no hay morbo.  Son solo prácticas que en el contexto adecuado suben la temperatura y en otro contexto, sin morbo, resultan ridículas.  



·  En tu Google+ te muestras en fotografías, manteniendo una pose sexy y provocativa. Encuentras placer en el exhibicionismo ??  Porqué ??

Me alegra que me hagas esa pregunta, jejejeje. Tengo que decir que no me gusta nada exhibirme y a veces tengo que superar mi vergüenza y mis complejos para mostrarme. Y tú dirás, entonces por qué pones tus fotos y además semidesnuda? Pues es una forma de reivindicar que yo soy dueña de mi cuerpo y hago con él lo que quiero. Se nos ha educado en la idea de que una mujer tiene que ser recatada, llevar la falda a la rodilla y si quiere que se la tome en serio, no mostrar escote ni ser guapa. De lo contrario es una puta tonta que usa su cuerpo porque no tiene otra cosa. Yo con mis fotos digo: Soy mujer, tengo cuerpo, yo mando de él y lo uso como me da la gana. Y no soy más lista ni menos puta si lo oculto.

Y con mis escritos digo el resto.



·  Necesitas cruzar la línea de lo moralmente correcto, para practicar lo 'prohibido' ??

Jamás cruzaría la línea de lo moralmente correcto. Para mí, en relaciones sexuales, esa línea es el engaño o el abuso. Todo lo demás lo cruzo según me apetezca y además me siento orgullosa cada vez que me cargo mis propios límites y tabús.



·  Encuentras placer en pervertir a un hombre novato en el mundo del BDSM ?? 

Me encanta, disfruto mucho consiguiendo que un novato caiga y se envicie. Disfruto porque conseguirlo es como un reto para mí y disfruto porque para ellos es un descubrir nuevos mundos y es un orgullo que lo hagan de mi mano. Algunos se resisten pero acaban cayendo, algunos se tiran de cabeza a ser pervertidos, jeje.



·  Cuál es la práctica sexual más fuerte que has ordenado a un sumiso novato ??

Bueno... no sé si es muy fuerte, limpiar la leche derramada en mi espalda con su lengua. La leche de otro por supuesto.



·  Has tenido alguna vez sumisas, o solo sumisos ??

Noooooo, no he tenido sumisas y me da mucha rabia porque se me ocurren una barbaridad de cosas que hacer con mi futura sumisita, me apetece mucho emputecer una perrita y enseñarla a satisfacerme a mí y a quien yo le diga. Tenerla cachonda todo el día y dispuesta a todo. Pero con las mujeres acabo haciéndome amiga antes que Ama.



·  Que diferencias crees que hay entre una sumisa y un sumiso ??  y entre un Domine y una Domina ??

Las mujeres y los hombres somos distintos, una vez me dijo una Ama con mucha experiencia que las sumisas eran mucho más leales y entregadas que ellos. No lo sé, habrá de todo imagino. A mí desde luego someter a una mujer me genera morbo pero creo también me sentiría más protectora que con un hombre. 



Las Dóminas tenemos mucho más fácil el trabajo inicial que vosotros, los hombres son al principio mucho más facilones, más primitivos sexualmente. Por lo que las Dóminas podemos jugar y pasárnoslo bien sin mucha complicación. Conseguir un buen sumiso duradero ya es otro cantar, más trabajo y más satisfacción. Pero la oferta es tan amplia que hasta nos cansamos y nos ponemos en plan quejica de tantos tíos que nos entran y tener que ir seleccionando (así somos, jaja).



Los Dómines tienen que ganarse la confianza de la sumisa desde el inicio y además descubrir qué cosas excitan a su aspirante, estudiar hasta donde pueden llegar, ver cómo llevarla a ese estado de puterío que la volverá su fiel perrita. Eso no es fácil, requiere tiempo, esfuerzo, experiencia... pero cuando una sumisa se entrega creo que lo hace más "de verdad".



·  Has tenido alguna vez a dos sumisos juntos en la misma sesión ??  Les has obligado a jugar entre ellos ??

Sí. Sí.

·  Sueles sodomizar a tus sumisos ??  Te gusta ??

Me gusta, pero no uso strapon.




·  Te gustaría reunirte en una habitación con otr@s sumis@s o sumisas, y con otros Am@s y Amas ??

Con desconocidos no y con mucha gente tampoco. No me gustan las exhibiciones públicas aunque sean en una habitación.



·  Cuál es la situación más morbosa que has sufrido en una habitación con un esclavo ??

A veces el morbo se esconde en los pequeños detalles... Un masaje bien dado y una polla que va creciendo es una de mis situaciones preferidas. Yo desnuda y totalmente relajada y él vestido y totalmente tenso.



·  Como Domina, que te sugiere la polla de un hombre ?? 

Es uno de mis fetiches, dura y a órdenes. No me entra en la cabeza las Amas que castran a sus sumisos porque les molesta que se empalmen, pero oye... sus razones tendrán.

·  Tienes algún tipo de fetichismo con el semen de tus sumisos ??

Sí, me gusta la leche, abundante y espesa. Me gusta ver cómo sale, sentirla, saborearla y compartirla.



·  Sueles enviar ejercicios de tipo sexual a tus esclavos ??

Sí, normalmente encaminados a enseñarles a controlar las corridas y a tenerles cachondos el máximo tiempo posible.



·  Te gusta denigrar a tus sumisos ??  Usarlos como si fueran objetos o animales ??

No, lo que sí me gusta es dejar claro quién manda, y que se folla cómo, cuándo y con quien yo quiero.



·  Practicas la lluvia dorada con tus esclavos ??  Que sensaciones te provoca ??

Ésta me la guardo.



·  A quien te gustaría azotar el culo hasta hacerlo llorar, pero nunca te has atrevido a pedírselo ??

Azotaría, hasta hacerle llorar y suplicar de rodillas al emperador: Lucio Aurelio Cómodo Antonino



·  Has probado alguna vez, o te has sentido tentada de probar la D/s desde el otro lado ??  Como sumisa ??

Sí, he probado bastantes cosas. Las primeras veces que tonteé con esto hace muchos años, yo pensaba que si iba a ser algo sería sumisa. Recuerdo que alguien me dijo que por mi aspecto (vaya tontería) tendría que ser Dómina y me pareció una locura y un trabajo de la ostia. Quita, quita... menudo curro, venga a azotar, venga a pensar qué ordeno...Menuda responsabilidad... 



En aquel entonces, el que se suponía que me iba a hacer cositas de sumisa no sabía hacer la O con un canuto y le cogí manía a todo esto.



Luego pasaron años, con mi marido he tenido bastantes experiencias y me ha abierto la mente de una forma que para mí era inimaginable, él es mi esclavo más amado y paradójicamente es el único que consigue relajarme y que delegue en él mi placer.



·  Eres una amante de la ropa intima femenina atrevida ??  Y de la ropa Bondage ??

Me gustan las cosas bonitas... Me gustan la ropa sexy y atrevida, me gustan los ligueros, las medias, los corsés, los saltos de cama, la seda, las licras, los encajes. Pero no me obsesiona la imagen de Dómina perfecta. Soy una mujer normal, en el día a día visto normal, voy a sitios normales y tengo un pijama de invierno normal y bragonas normales. Además acostumbro a hacerme fotos en camiseta y bragas de las chungas porque me canso de ver fotos retocadas de modelos perfectas, en blanco y negro haciendo caras interesantes. Para follar y dominar  lo que hay que hacer es follar y dominar, no es necesaria tanta parafernalia.



·  Has leído o visto al Sr. Grey ??  Qué opinas del mismo ?? 

Opino que es un pestiño. Del libro me quedé en el primer capítulo y la película me marcó tanto que no me acuerdo ni que pasaba. Pero tengo amigas que se han pajeado mucho con los libros y me alegro por ellas. Yo prefiero que me coman el coño.



·  Has tenido algún lamedor ??  Qué opinas de ellos ?? 

Por alguna extraña razón muchos sumisos se ofrecen como perros lamedores exclusivamente. No me interesan. Mis sumisos saben comerme el coño y follarme.



·  Cuanto tardas en descubrir a un falso sumiso ??  

No creo que existan los falsos sumisos ni las Amas verdaderas.

Creo que existen sumisos y Amas compatibles y los que a mí me gustan no tienen por qué encajar con otra Ama. Y los que a mí no me interesan no tienen por qué ser falsos. Simplemente buscamos prácticas o relaciones distintas.



A mí me llegan a veces críticas, diciéndome que una Ama no puede comer pollas, o no debe follar, o tiene que pintarse las uñas o cualquier gilipollez. Y me dan ganas de decirles que me apunten todo lo que puedo hacer y lo que no, que me voy a pasar la lista y el carnet de Ama por el coño.



Lo que si abundan son los mentirosos/as pero no tiene nada que ver con la sumisión, entra en Meetic y verás la de mierda que te encuentras. Pues en BDSM igual, la gente por echar un mal polvo miente más que habla.



·  Para acabar, como sueles llamar a tus sumisos ??  Perros, putitos, esclavos ??

Mis queridos perritos....




 Gracias de nuevo, Ama Blanca.

martes, 21 de febrero de 2017

'Me he excitado y me interesa...'


Últimamente, con la aparición de la puñetera película de Grey 2, están volviendo a aparecer como setas las jovencitas que de repente les da por ser sumisas y necesitan un Amo que las 'guie'. No se trata de mujeres que siempre hayan deseado ser sumisas, ni que tengan un verdadero espíritu sumiso. Son simples niñas, de 18 a 25 años, que tras ver la película se han puesto cachondas y han comenzado a buscar información por internet. Han dado con mi página, y tras leer 3 o 4 posts se han excitado y me han enviado un email. Casi todos esos emails comienzan siempre igual:

- "He leído tu blog, me he excitado, y me interesa"

Algunas lo llaman 'articulo', o 'escrito', como si fuera un único post. Si rascaran un poco en el Blog verían que hay más de 170 'artículos' en mi blog, en los que intento explicar a sumisas y a Amos como se lleva esta pasión. Efectivamente, suelen escribirme en estado de cachondez total, sin pensar lo mas mínimo quién puede haber detrás de ese Blog, o qué consecuencias puede tener el manifestarle a un desconocido tus gustos sexuales sin ni siquiera haber tomado alguna precaución.

Muchas de esas chicas suelen escribirme directamente desde su correo personal, o desde su cuenta de Facebook o de Google+. Me escriben con su nombre y apellidos reales, sin proteger lo más mínimo su identidad o su privacidad. Agarrando su email o su nombre, y buscando por internet, en apenas 2 minutos aparecen sus datos personales, y puedo hasta enviar una solicitud de amistad a su madre en el Facebook. Con alguna he estado tentado de follarme a la madre antes que a la niña.

Si hubieran rascado un poquito más en mi blog, sabrían que repito a todos mis sumisas que protejan siempre su identidad si van a hacer esto, porque aunque a mí no me interesa lo mas mínimo donde vivan o quien sea su padre, hay otros 'amitos' que pueden utilizar esos datos para chantajear a la interesada en cuestión. Proteged vuestra identidad, y abriros una cuenta nueva para estos menesteres, por favor.

Pero por encima de todo, lo que más me gusta de estos mensajitos enviados por estas sumisas de quita y pon, es el 'me interesa'; 'He leído tu articulo y me interesa';  ¡¡Qué bien, qué suerte tengo de que te interese mi artículo!!  Es como si hubieran visto unos zapatos en el Wallapop o en EBay, y les interesara el artículo. Quiero probarlo, a ver si me queda bien un Amo…

Después de un mensaje así, tengo muy claro que no estoy hablando con ninguna sumisa, ni por asomo, pero como últimamente me gusta jugar y pasar un buen rato, y tengo tiempo libre en el curro, suelo seguirles el juego durante una horita o dos. Primero les pregunto si se han puesto cachondas, o si lo están en ese momento. No suelen tardar nada en responderme afirmativamente, lo cual confirma que efectivamente estoy hablando con una niña que se ha puesto cachonda y quiere masturbarse.

Entonces le envío otro email preguntándole si estaría dispuesta a desnudarse para mí, pellizcar sus pezones y enviarme una foto. Y normalmente, este tipo de 'sumisitas' me dicen que sí. Mi siguiente email es muy simple: 'Hazlo', y ellas corren al baño, se desnudan, pellizcan sus pezones, y me envían la foto desnuda en su casa, mientras sus padres están viendo la TV en el salón. Al final, tras 5 emails más, se acaban masturbando y desaparecen de mi correo. No vuelven a escribir nunca más. 

Algunos de esos correos me llegan a las 3, 4, o 5 de la mañana, hora española o americana, dejándome muy claro que esos emails son escritos con un estado de calentamiento elevado, y seguramente después haber ingerido mas alcohol del que necesitaban. Esos correos no suelen ser respondidos nunca porque cuando yo los leo al día siguiente, las responsables del email suelen tener una resaca de escándalo, están durmiendo, y el calentón se les ha pasado completamente.

Definitivamente, no se necesitan mucho mas de 10 emails para saber si la chica que te escribe desea realmente ser sumisa, o si simplemente desea que la azoten, la empotren contra la pared y se corran en su cara mientras le llaman 'Puta perra'...

Eso sí, debo reconocer que cada vez que sacan una película del pamplinas del señor Grey, se me alegra el email y durante un tiempo me entretengo con estas 'sumisas de quita y pon'.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Sophie, y el técnico de la luz.



Tenía un problema con la luz en mi casa y llevaba días buscando información en internet para ver si yo misma podía solucionarlo, pero tras varios intentos fallidos opté por buscar a un técnico en el periódico, con el que me puse en contacto y le di mi dirección; este  me informó de que iría en los próximos días.


Tengo un serio problema, y es que solo de  pensar que un hombre al que no conozco de nada va a entrar a mi casa, me provoca muchísimo, hasta el punto de estar tan cachonda que mojo mis bragas. No sé porqué me ocurre esto, tal vez sea por mi terrible y sucia imaginación, que directamente empieza a imaginar qué cosas podrían llegar a pasar.


Aquel día desperté con mi entrepierna mojada por culpa del sueño tan caliente que acababa de tener con un técnico, el cual acababa follándome varias veces en distintos sitios de mi pequeña casa; aún así, este tipo de fantasías nunca se me cumplían, ni siquiera de forma parecida, hasta el momento. 


Me levanté  y ordené un poco la casa mientras desayunaba una barrita de cereales  y me preparé un baño con espuma y agua caliente, cogí mi plátano de la mesita de noche y me metí en el baño. La sensación de meterme en agua algo más que caliente y la excitación que aún me perseguía del sueño que tuve, se unieron en unas ganas enormes de tocarme.


Agarré mi patito de goma (es un patito con la cabeza vibradora), y lo coloque en mi clítoris, presionando y haciendo círculos, y metí dos deditos en mi vagina, masturbándome. Los sacaba y metía muy despacio, de manera que cuando estaban dentro movía la punta de mis dedos lo más rápido que podía, lo cual me provocaba un placer que contraía todos los músculos de mi cuerpo. 


Entonces alargué mi mano hasta agarrar mi plátano de plástico, y lo metí dentro de mí, hasta el fondo, dándome una y otra vez, fuera y dentro, fuera y dentro,  cada vez más rápido, aumentando la intensidad y el ritmo, lo más rápido que podía, hasta llegar a correrme; y aunque la excitación de recordar el sueño no se disipó, al menos logré calmarme un poco.



Tras lavarme un poco, salí y desenredé y sequé mi pelo. Me puse una camiseta fresquita que me quedaba como un vestido suelto, justo por debajo de mi precioso culo, pues ya eran casi la una del medio día, hacía calor, y no pensaba que ya viniera nadie. De hecho, estaba molesta por el hecho de que el técnico no viniera, y ni siquiera vacié la bañera por si luego me apetecía meterme de nuevo.


Ya estaba sentada en el sofá cuando sonó el timbre; fui hacia la puerta, y como era de esperar, se trataba del técnico de luz. Llegó tarde, pero llegó. Para mi sorpresa, le daba mil vueltas al hombre de mi sueño. Era un hombre alto, de unos 37-40 años, de tez y pelo oscuro, con unos ojos que consumían y la guinda era una perilla bien perfilada. Sus manos eran absolutamente el tipo de manos que son mi fetiche, grandes morenas y fuertes.


Él me miró, pero no le dio mayor importancia a mi vestimenta, lo que me calmo bastante.
Nos dirigimos hacia el cuadro de luces, y señalando con mi mano hacia arriba, en la esquina donde este se encontraba el problema, le expliqué lo que ocurría. 



Al volver mi cabeza hacia él, me di cuenta que al subir el brazo estaba sacando mostrando mi braguitas negras de encaje, y que él estaba observando descaradamente y con detenimiento. Eso provocó que mi cara enrojeciera de vergüenza, y cuando él alzó la mirada pude ver que estaba disfrutando de mi vergüenza.


Como si nada hubiera pasado, abrió la pequeña escalera y se puso a toquetear el cableado; tras terminar bajó de la escalera y me dijo:

- "¿Puedes darme la llave inglesa que hay en la caja, ahí en el suelo?" 


Yo me volví y me agaché un poco para buscarla, pero él no quería la herramienta, solo quería  que dejara mi culo expuesto, para levantar mi camiseta y comprobar lo que él había supuesto: el haberle visto disfrutar de mi vergüenza, junto con la situación, me habían hecho mojar mis bragas.


Tras unos segundos buscando en la caja entendí que no había llave inglesa en la caja. Giré la cabeza, poco a poco, para mirarlo, y pude observar como admiraba mi trasero sin reparos. Yo volví a girar la cabeza, y saqué aún más mi trasero, para ofrecérselo.


Entonces pasó su mano suavemente entre mis piernas, tocando la humedad de mis bragas, y yo me estremecí, pero no me moví, me quedé completamente inmóvil para mostrarle que me entregaba a él; en ese momento me di cuenta de que aquel técnico era un Dom, así que di unos pasos, me agaché y saque una caja del mueble, una caja de herramientas sexuales que en su día compre para compartirla con mi pareja, pero que nunca llegamos a usarlas. 


Al verla, su mirada se volvió diabólica. Pasó la lengua por sus labios relamiéndose, y me dijo:

- "Deduzco que me das permiso para que te lleve al extremo, perra, para lograr que no sepas si prefieres que pare o que siga. Si es así di: 'Si, Señor'. Y si en algún momento, no puedes mas y deseas que pare, utiliza la palabra 'verde' para detener la sesión". 




Yo dije ¨Sí, Señor¨ y comenzó el juego.

- "Espérame frente a esa silla y quítate esa camiseta que no sirve de nada"


Mientras obedecía, podía escuchar como removía las cosas de la caja, y me preguntaba qué escogería y qué me haría. Solo unos segundos tardó en empujarme hacia la silla dejando mi culo en pompa y darme el primer azote. Ya sabía que juguete había cogido, una pala de azotes con la palabra 'Zorra' grabada.


- "Voy a empezar dándote 20 azotes en esta nalga y quiero que los cuentes en voz alta".


Así empezó, un azote y luego otro… yo enumeraba cada uno, y cuando llegue al 20 sentía mi culo arder; el bajó mis bragas hasta las rodillas, lo cual me frustró, porque me sentía ridícula con ellas así. De hecho, creo que lo hizo esperando eso. Entonces un dedo por mi sexo y luego lo pasó por mis labios, para hacerme ver lo cachonda que me estaba poniendo, lo húmeda que estaba. 


- "Vas a volver a contar hasta 20, quiero que la palabra que lleva escrita la pala se te grabe en el culo, porque eso es lo que eres, una zorra. Eres una zorra por abrir la puerta a un desconocido estando medio desnuda y ponerte cachonda por ello. Eres una zorra y me encanta, así que cuenta, zorra...


Al escuchar la palabra 'Zorra' me enfurecía, pero a la vez sentía como un pellizco en el mismísimo clítoris, que me excitaba y me ponía más cachonda.


Tras los anteriores azotes, mi nalga ya estaba sensible, y cuando iba por el azote numero 10 de la segunda tanda, un quejido salió de mi garganta. Cuando me dio el último azote una lágrima se escapó del ojo. Él me miró y sin pensárselo dos veces volvió a pasar la mano por mi sexo, para mostrarme de nuevo que estaba tan mojada que me bajaba por mis muslos. Yo morí de vergüenza, pero así era. Estaba tan cachonda que andaba desesperada por conseguir un orgasmo.


De repente metió algo dentro de mi vagina, un huevo vibrador; A continuación me hizo ponerme de rodillas frente a él, y sin preguntar nada metió su poya en mi boca. Yo intentaba mantenerla bien abierta para dejarlo hacer, pero él empujaba hasta el fondo, provocándome arcadas y nauseas. 


De vez en cuando él ponía el huevo en marcha y cambiaba el modo de vibración para que no me corriese. Sabía de sobras que si cambiaba el modo de vibración rompía el ritmo e impedía que yo me corriera. Mientras tanto, él continuaba empujando y follando mi boca, provocando que mis arcadas fueran cada vez mas continuadas, y la saliva me escapara por la comisura de los labios.


Finalmente, sacó su poya de mi boca y la restregó un rato por mi cara, lo que me hizo sentirme tan guarra y tan cachonda que yo acabé suplicando que me follara. 


Tras mirarme unos segundos, y poniéndose detrás de mí, saco el huevo de mi vagina, bajó mis hombros al suelo y me penetró con fuerza, como si no hubiera follado en 2 meses. Me dio 4 embestidas fuertes y seguidas, con las que tuve el primer orgasmo, y tras dejar que me corriera, cambió el ritmo, para follarme más relajadamente. 


Cada vez que notaba que iba a llegar a un orgasmo cambiaba para cortármelo, yo giraba mi cabeza y lo miraba frustrada. Yo le suplicaba con la mirada que me dejara correrme, pero él sonreía con cara de malo cuando me veía suplicar… me cortó al menos 5 orgasmos, aunque al final mereció la pena, porque empezó a meter y sacar la polla de tal manera que cuando entraba hasta el fondo, sus huevos golpeaban mi clítoris… y eso, junto con la presión de todos los orgasmo a los que  no me dejó llegar,  hizo que cuando él decidió que podía correrme, el orgasmo fue tan intenso que me faltaba el aire y mis muslos temblaran.


Como era de imaginar, él lo había preparado para correrse justo después. Sacó su poya de mi conejo para correrse encima de mi trasero, esparciendo su leche por donde la espalda pierde su nombre. Luego se acercó a mi cara, y volvió a ponerme la poya en la cara. Obediente, yo la metí en mi boca para limpiar el resto de semen que le quedaba, y para dejarla reluciente.


Entonces me ofreció su mano para ayudarme a levantarme y me acercó al baño, donde vio la bañera llena. Me hizo entrar en ella, y con mucho cariño y cuidado limpió mi trasero y lo secó. Se puso sus pantalones mientras yo lo observaba, y cogiendo una fusta de la caja me dijo:

- "La próxima vez que venga usaremos esto".


En mi cara se dibujo una sonrisa porque eso significaba que volvería a verle; se acercó, besó mi frente despidiéndose, y con un "Adiós, zorrita" se marchó.