Sígueme vía Email

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Mi novia, mujer o pareja es sumisa. ¿Qué puedo hacer?



Mi novia, mi mujer, o mi pareja es sumisa, pero yo nunca he sido Dominante. ¿Qué puedo hacer?

No es la primera, ni la ultima vez, que recibo un email de algún hombre contándome que su pareja es sumisa, o queuiere serlo. Me cuentan que ellos no son Amos, pero que sus respectivas mujeres sí son sumisas, y temen que al final ellas acaben buscando fuera de casa lo que no encuentran dentro.

El sentimiento de sumisión es difícil de entender para quien no lo es. Una mujer (u hombre) sumisa necesita ser tratada como una perra en la cama, necesita recibir órdenes, que un hombre fuerte, integro, agresivo, que no violento, la azote, la castigue, la 'obligue' a darle placer y la guie por este mundo de perversión y sexo.

No seré yo quien explique el porqué de estos deseos, porque ni soy sumiso ni lo seré nunca, pero sí puedo explicarte cómo satisfacer esas necesidades. Piensa que en el fondo esto no es más que un juego sexual, una manera de mantener viva la llama entre los dos. Si tu novia, esposa o pareja necesita ser tratada así, si siente que es sumisa, si necesita recibir tus órdenes y ser 'forzada' en el sexo, lo mejor que puedes hacer es aprender a ser un buen amo.

Lo más importante que debes saber es que no se trata de hacer daño a la sumisa, sino de imponer tus deseos de manera que ella entienda que eso es lo mejor para ella. Ella está dispuesta a arrodillarse ante su Amo, a obedecer todas sus órdenes, a ser azotada, regañada si hace mal las coas, y premiada si lo hace bien. Necesita sexo sucio y debes dárselo.

Investiga por internet, busca páginas de Amos y de sumisas en las que te enseñen como ser un buen Dominante, busca ejercicios para hacer con tu pareja, y sobretodo escúchala. Habla con ella, pregúntale por sus deseos más oscuros, y satisfácela, por raros que te parezcan.
Es posible que a ti esas prácticas no te gusten, o que te parezcan sucias e indignas para la mujer a la que tú amas, pero si a ella le encantan, el negárselo puede acabar empujándola a buscar en otro lado quien satisfaga sus fantasías. Y eso es exactamente lo que tú no quieres.

Por eso mismo, te animo a intentarlo. Pero eso sí, aunque realmente tú estés haciendo esto porque a ella le gusta y no porque tú lo quieras, intenta que a la hora de practicar estos ejercicios, parezca que lo hacéis porque tú lo deseas, porque a ti te da la gana. Es decir, una sumisa necesita ser domada, necesita ordenada y obligada. Necesita sentir que su Amo es un hombre fuerte, autoritario y rudo que la domina y la conduce por donde él quiere. Haz tuyo el juego, y hazle creer que todo eso lo hacéis porque a tí te da la gana.

Si quieres más información sobre cómo debe ser un buen amo, te invito a visitar este post:

Igualmente, te invito a leer todos los ejercicios, relatos, fantasías e informes que hayas en mi Blog, son más de 100.

Mucha suerte, y recuerda: escúchala, averigua qué es lo que ella anhela, investiga, y cumple con sus deseos de manera que realmente parezca que son TUS deseos, no los suyos. Ten en cuenta que ella desea ser sometida, y cumplir tus mas oscuros deseos.


Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

lunes, 28 de septiembre de 2015

¿ Cómo ser un buen Amo o Dominante ?



Como ya he dicho en otros escritos, para ser Dominante no es necesario ser de un género u otro. De hecho, las Amas suelen ser especialmente buenas en este mundo. Como siempre, al ser yo un hombre, hablaré de Amos y sumisas, pero debe quedar claro que estos consejos sirven igual para una mujer que para un hombre.

Este post pretende ayudar a los amos novatos a comprender la actitud que deben tener delante de sus sumisas, a entender qué es lo que busca una sumisa en su Amo, y cómo deben tratarlas.


¿Cómo debe ser un Amo?  ¿Cómo comportarse ante tu sumisa?


Es evidente que una mujer que desea ser sumisa, quiere encontrarse a un hombre firme, dominante, que inspire respeto, y que sepa cuidar de ella. El equilibrio es importante a la hora de ser un buen Dominante. La tarea principal que debe realizar es la de educar a su alumna, para convertirla en una buena sumisa.

Esa mujer va a entregarte su voluntad y sexualidad, de manera que tú podrás tomar decisiones por ella, y disponer de ella a tu voluntad. En el momento en que ella se convierta en tu sumisa, pasará a ser automáticamente tu mayor tesoro, y deberás cuidar y proteger de ella, además de educarla y aleccionarla. Debes entender que para ti es un privilegio poder disponer de una sumisa para ti, y que no todo el mundo está preparado para esta tarea.

Por eso mismo, debes tratar de:

- Ser maduro sin parecer su padre.
- Ser severo sin parecer cruel.
- Ser duro sin parecer violento.
- Ser inflexible sin parecer caprichoso.
- Ser permisivo sin parecer blando.
- Ser cariñoso sin parecer ñoño.

¿Cómo se consigue esto? Debes imponer tu voluntad de manera que ella entienda que eso es lo mejor para ella. Debes ser capaz de castigarla de manera que ella sepa que eso facilitará su aprendizaje. Debes premiarla cuando hace algo bien, y castigarla cuando hace algo mal. Ese equilibrio es el que hará que tu protegida crea en tí, te respete y te obedezca.

Siempre que una sumisa cometa un error importante, o desobedezca una orden directa, o falle en alguno de sus ejercicios, su Domine debe castigarla. Al igual que cuando se educa a un animal o a un niño, el castigo forma parte del aprendizaje. Ella debe saber que cuando hace algo que no debe, habrá una sanción. La intensidad de ese castigo debe variar dependiendo del error cometido.

Asimismo, cuando la sumisa haga bien un ejercicio, alcance un nuevo nivel, o mejore claramente con relación a otras sesiones, el Amo debe premiar a su protegida. Si ella ve que después de hacer bien algo recibe un premio, intentará siempre mejorar y satisfacer a su Amo. Eso fortalecerá sus ganas de aprender. Recordad que estamos educando, y tanto el castigo como el premio forman parte de cualquier educación.


¿Qué cualidades debe tener un buen Amo?


- Experiencia: Es obvio que nadie nace con experiencia, pero es importante acumular experiencia y cada situación nueva te permite mejorar como Amo. Aprende de tus errores, o de los problemas encontrados y evítalos en un futuro. Cualquier experiencia que pueda ser utilizada en el futuro, o de la que puedas aprender algo, es bienvenida. Al final, de cada sumisa acabaras aprendiendo algo.

- Estabilidad: Debes ser estable emocionalmente, sin altibajos ni cambios de humor que puedan provocar daños psicológicos o físicos en tu protegida. Deja este mundo si tienes algún tipo de trastorno mental, o tienes brotes de agresividad. Igualmente, no te dejes afectar emocionalmente por la relación, o tu protegida lo notará.

- Paciencia: Un amo impaciente suele provocar nerviosismo y estrés en las sumisas, consiguiendo también que la relación se haga más complicada y difícil. Una novata necesita el tiempo necesario para aprender y realizar las tareas encomendadas, y su Amo debe ser paciente con ella. Recuerda además, que cada alumna necesita un tiempo distinto para aprender.

- Didáctico: Un Domine debe prestar la atención necesaria para que su alumna pueda aprender lo más fácilmente posible. Un buen profesor sabe trasmitir a sus alumnas las enseñanzas necesarias, de manera que ella entienda que está aprendiendo y mejorando.

- Responsabilidad: Debes ser responsable, pues esa persona a la que estas enseñando te está entregando también su alma y su sexualidad. Debes responsabilizarte de ella, para así poder cuidarla y protegerla. No la dañes sin motivo.

- Respeto: Que sea tu sumisa no implica que no sea una persona. Debes respetar y atender a tu protegida, de manera que ella se sienta a gusto contigo. Escucha sus necesidades y quejas. Si no la respetas, no eres buen amo.

- Consciencia: un amo debe ser consciente de la responsabilidad que está adquiriendo al tener una persona a su cargo. Esa persona debe ser lo suficientemente centrado como para saber que puede hacer mucho daño si no sabe controlarse.

- Maduro: Hay una edad en la que la gente es excesivamente impulsiva y nerviosa, y otra edad en la que se aprende a oír, escuchar y pensar antes de hacer las cosas. Si no has cuidado antes de nadie, es complicado que puedas ser un buen Amo. Es muy difícil, con 20 años, saber reflexionar y cuidar a otra persona.

- Educación: Se hace necesario, para cualquier tipo de educador, el haber sido educado correctamente antes. Nadie que no tenga un mínimo de educación puede inculcar esa educación en otra persona. También es sabido que los amos bien educados saben respetar a sus sumisas.

- Culto: También es importante, aunque no imprescindible, que sea una persona culta. Un amo culto, es siempre un amo educado, que sabe escuchar, y que sabe explicarse. Eso ayudará a la sumisa a entenderte mejor y a saber comprender lo que intentas enseñarle.

- Severo: En una relación D/s en la que la sumisa debe aprender de su amo, es necesario que el amo tenga una firmeza importante de cara a enseñar y castigar a la sumisa. Eso no significa que el amo pueda castigar cuando y como quiera a su alumna. El castigo a una sumisa debe ser siempre con el objetivo de enseñar una lección, nunca con el simple objetivo de mostrar quién manda en la relación.

- Cariñoso: Es importante también en un amo el saber mostrar cariño a una sumisa en los momentos claves de la relación. Por ejemplo, después de un castigo, o después de una rectificación. Si la sumisa ha cometido un error y el amo le ha aplicado una pena por ese error, es aconsejable aplicar alguna caricia a la sumisa para hacerla entender que es por su bien y por su aprendizaje. Igualmente, si la sumisa ha realizado correctamente un ejercicio, debe ser premiada por ello.

- Inflexible: La sumisa debe comprender que cuando su Domine le ordena algo, debe cumplir con sus deseos. Evidentemente, debes entender los límites de tu protegida, sin pedirle cosas que estén fuera de su alcance. Si tú sabes que tu protegida puede cumplir con tus órdenes, debes ser inflexible y repetir la tarea hasta que la cumpla. Si no lo hiciera, deberás castigarla sin dudar.

- Permisivo: Debes entender que la persona a la que estas educando es humana y comete errores, exactamente igual que tú los cometes. Es necesario, de vez en cuando, soltar la correa a tu sumisa de manera que ella se sienta premiada. De esa manera, reemprenderá luego su enseñanza con más ganas. ¿Cuando debe un Amo ser inflexible, y cuando permisivo? Esa es la cuestión, en el equilibrio radica el truco.

- Imaginativo. Una relación de este tipo necesita un nivel de imaginación mínimo. No podemos permitir que la sumisa se aburra por repetir demasiadas veces un mismo ejercicio. Debemos buscar ejercicios nuevos que permitan a nuestra protegida entretenerse, y que avive su ilusión. A veces, una simple modificación puede crear un ejercicio nuevo. Recordad que la sumisa debe aprender constantemente.



Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

viernes, 25 de septiembre de 2015

Un trio para Sophie, con su Amo y una lesbiana muy puta.



-"Buenos días Sumisa Sophie, hoy harás algo diferente porque quiero pervertirte más y que explores nuevas sensaciones en tu cuerpo y sobretodo que descubras otra manera de disfrutar el sexo.  Profesor Domine."

Al leer este mail de mi Domine me asombré mucho, pues todas las sesiones con él eran nuevas y diferentes para mí, por lo que no entendía muy bien a qué se refería. Aún así, me gustaba esa idea.

Me vestí como siempre para las sesiones con mi Domine, llegué al lugar indicado y entré a la habitación, pero para mi sorpresa mi Domine no estaba solo, una mujer estaba con él. Eso me frenó un poco pues siempre le había dicho a mi Dómine que no me gustaba la idea de un trío y mucho menos estar con una mujer. No sabia que hacer o reaccionar, era algo imprevisto para mí. Pero me gusta complacerlo, y si eso tenía en mente para hoy, yo debía obedecer como buena sumisa que soy.

-" Sophie, hoy no seré yo quien disfruté de tu cuerpo. Hoy quiero  ver cómo nace una nueva perversión en ti. No quiero que te enfrentes, sino todo lo contrario, déjate llevar, sé que no te gusta la idea de estar con una mujer pero como mi perra que eres, sabrás complacerme".

Sus palabras no me llenaban de seguridad como todas las otras veces, era algo diferente y no sabía cómo reaccionar pero no quería decepcionar a mi Domine así que asentí con la cabeza y seguí en mi sumisión

Mi Dómine se acercó a mí de la mano de su compañera. Los dos me observaron por unos minutos, escuché como le decía al oído que me desvistiera. Sería la primera vez que una mujer tocaría mi cuerpo de forma lujuriosa. Empecé a sentir como lentamente me fue desabotonando el vestido en la espalda, dejándome en ropa interior y en tacones frente a la cama.

Mi Domine hoy era un espectador nada más, estaba acomodado en una silla al lado de la cama deleitándose con el panorama que tenía en frente. Aquella mujer me pervertiría y sacaría mi lado lésbico ya sabía muy bien qué hacer. Continuó desvistiéndome muy despacio, primero me retiró el sujetador dejando al descubierto mis pechos. Empezó a masajear y a pellizcar mis pezones casi como lo hacia mi Domine, podía sentir como mi cuerpo reaccionaba al contacto de sus manos excitándome bastante. Luego fue bajando mis pantis hasta los tobillos levantando mis piernas una a una para retirármelos.

Me estaba empezando a calentar bastante, era algo muy extraño para mi, pues con mi Domine me sentía excitada desde el momento en el que entraba a la habitación, pero con esta mujer era diferente. Los nervios del inicio se estaban volviendo placer.

Me reclinó sobre el borde de la cama dejándome casi a cuatro patas, sintiendo como ella se arrodillaba detrás mío y apretaba mis nalgas. Me di cuenta de que esta sesión no iba a ser sólo de sumisión como las otras, sino que me iba a follar una mujer, por lo que mi cuerpo empezaba a dejarse llevar por el momento, aunque tenía en mi mente la imagen de mi Domine observándonos, lo que me hacía excitarme más.

Aquella mujer comenzó a acariciarme las nalgas y podía sentir como sus manos recorrían mi culo y mis piernas. De pronto abrió mis nalgas casi por completo y con su lengua humedeció mi culo, esa sensación logró sacarme un par de gemidos. Siguió su camino, lamiéndome casi hasta llegar a mi vagina, ya estaba muy mojada.

Entonces introdujo uno de sus dedos, para dilatarme el huequito. Lo sacaba despacio y volvía a meterlo, pero cada vez con más fuerza, haciéndome gemir bastante. Se detuvo por un instante y, pude notar como metía un plug en mi culo, lo cual acepté de buen gusto.  

Me inclinó un poco más, de manera que mi trasero estaba bien levantado, dejando mi vagina a su disposición, por lo que continuó el juego con la lengua mientras separaba un poco más mis piernas para tener más acceso. Podía sentir como entraba y salía de mí una y otra vez. Mientras me comía el coñito, utilizaba una mano para acariciarme y la otra para penetrarme el culito con el plug.

Tras un rato jugando conmigo, se levantó, y pude ver como agarraba una venda y unas esposas. Era claro que eran para mí. En este punto el temor y las dudas ya se habían disipado por completo, me sentía excitada y emocionada con el roce suave de sus manos.

-"Quiero que estés más cómoda Sophie"
Susurró delicadamente en mi oído mientras me guiaba hasta la cama, atada, y con los ojos ya vendados.

Me colocó boca a abajo a los pies de la cama supongo que para que mi Domine pudiera ver mi cara excitada y puso una almohada en mi vientre para que mi culo quedara elevado. Sentí como su lengua empezó a deslizarse entre mi culito y mi clítoris, un par de gemidos salieron sin que pudiera controlarlos y mi excitación era bastante.

Mientras se divertía con mi trasero sus manos aguardaban mis tetas con fuerza, jalando y pellizcando mis pezones cada vez más intensamente. El plug en mi culito vibraba cada vez mas fuerte por lo que mis gemidos ya iban en aumento pues su lengua entraba y salía de mi coño  mojado.

Seguía penetrándome con su lengua una y otra vez mojándome cada vez más, mis piernas estaban temblando y mi respiración era cada vez más intensa.


Creo que el momento de espectador de mi Domine se terminó porque pronto sentí sus huevos en mi boca y su voz excitante diciéndome:
-"Veo que disfrutas, Sophie. Y eso que tú no querías experimentar esto, ves como yo sé lo que te gusta?  Ahora también disfrutaré un poco contigo así como me gusta. Cómeme, perra. Cómete mis pelotas."

Empecé a succionar y a lamer sus huevos hasta su culo como a él le gusta, mientras mi vagina estaba siendo lamida y penetrada. Aquella mujer ya me había hecho cambiar mi negativa a una experiencia lésbica por un placer maravilloso.

En ese momento, Mi Dómine empezó a follarme la boca, enérgicamente, hasta el fondo, generándome arcadas y que algunas lágrimas se derramaran por mis mejillas. Me encanta que lo haga, esa sensación me excita mucho.

Podía sentir como mi amiga podía deleitarse con mis fluidos pues todo lo que estaba sucediendo me estaba haciendo mojar bastante, hasta el punto en que no aguanté más y le pedí permiso a mi Domine para correrme.

-"Córrete, mi puta… te lo mereces por aceptar esta experiencia". Aquel orgasmo fue fantástico, mi primera corrida lésbica. Me encantaba como aquella mujer me comía el coñito.

De pronto, Mi Domine se detuvo sacando su polla de boca y mi nueva amiga también dejó de penetrarme con su lengua, por lo que no sabía que estaba pasando. El no poder ver me intimidaba un poco, hasta que sentí que alguno de los dos sacó el plug de mi culo, dejándome el huequito bien dilatado. Seguía sin saber que estaba pasando, y logré escuchar la puerta del armario, por lo que asumí que tanto mi Domine como su compañía se habían desnudado.

Mi Dómine me tomó de la mano y me levantó un poco poniéndome de rodillas sobre la cama, empezó a jalarme los pezones como le gusta y eso me hizo gemir de nuevo. Pasó una de sus manos por mi coño mojado y continúo hasta mi culo ya dilatado.
-" Creo que estás lista para un segundo orgasmo, verdad perrita mía?
Asentí con la cabeza, e inmediatamente sentí como un vibrador entraba en mi coño, lo que me hizo brincar un poco. Yo estaba ya tan excitada que mi cuerpo no paraba de vibrar. Nuevamente, mi Domine me acomodó a cuatro patas, pero esta vez mirando hacia la cabecera de la cama y mis piernas más salidas de lo normal.

Me penetró el culo sin piedad, lo que provocó que lanzara un grito de placer, mezclado con una pizca de dolor… mi coñito estaba atravesado por un vibrador, y mi culo por la polla de mi Amo. Detrás, nuestra compañía estaba de rodillas, lamiendo el culo de mi Domine, jugando con los dos. Intuyo que su lengua pasaba de su culo a sus pelotas, porque de vez en cuando notaba como también pasaba su lengua por mi clítoris.

Fueron solo unas embestidas, hasta que mi Dómine sacó el vibrador de mi coño, súper mojado, facilitando que mi nueva amiga pudiera lamérmelo otra vez mientras él seguía penetrándome cada vez con más fuerza.

A este punto mis gemidos eran constantes, y lo que sentía era algo que nunca me había imaginado antes. La sensación de ser follada en el culo por mi Domine y penetrada por la lengua de una mujer en mi coño era algo maravilloso. Mi cuerpo estaba vibrando, transpirando, no sabía cuánto más podía resistir.

Mi Dómine me tomó del pelo, tirando hacia atrás, para generarme más excitación, tratándome como a la perra que soy, como si quisiera que me corriera ya.
-"Vamos, Sophie, córrete otra vez, deja que nuestra amiga disfrute de ti al máximo."

Sin que pudiera  terminar de decirlo mi cuerpo explotó en un maravilloso orgasmo, no paraba de temblar, y casi no podía musitar palabra. Mi respiración era agitada, y aquella había sido una experiencia diferente, que me había llevado al éxtasis.

Sin dejarme descansar, mi Domine sacó su polla de mi culo y me hizo girar de tal manera que pudiera recibir mi premio, su leche. Al igual que nuestra nueva amiga, pude sentir en mi cara como caía aquel chorro de semen que tanto me gustaba. Las dos pudimos deleitarnos con ese rico manjar sin derramar una gota.

Me acerqué aún más para lamer la polla de mi Domine y así obtener más de mi premio. Ahora eran dos lenguas que lamían para dejar bien limpia su polla. Nunca había participado en una mamada a dos lenguas, y aquello me parecía especialmente morboso.

Mi Dómine me retiró la venda de los ojos y las esposas mientras nuestra amiga se iba cambiando. Permanecí arrodillada, mientras pude ver como la mujer le dijo algo a Mi Dómine antes de salir de la habitación.

-" Sophie, hoy has estado magnífica y me has complacido. Sé que a ti también te ha gustado bastante, por lo que seguramente hagamos otras sesiones así.", dijo mi Domine antes de entrar en la ducha.
-"Ahora, como siempre, deberás bañar a tu Amo antes de marchar".

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Sumisas: cambios en la mazmorra

Febrero de 2016


Al final ha ocurrido lo que ni yo mismo me podía imaginar: me he quedado sin sumisas. Mis malditos horarios laborales y que ahora trabaje fuera de Barcelona, me ha impedido continuar con algunas de mis sumisas, y ha entorpecido mi disfrute en este mundo.

Pero es que además, ha acabado pasando lo que ni Murphy se imaginaba. Mi sumisa maya se ha enamorado de un antiguo compañero suyo de colegio. Se conocían desde hacía 30 años y siempre habían sido amigos, pero ahora han decidido dar un paso adelante, y ser pareja.

Creció el amor donde había amistad, y yo me he quedado sin sumisas. No seré yo el que se ponga en medio de una historia de Amor. Lo siento por los puristas de este mundo, pero para mí el Amor sigue siendo más importante que el sexo o el BDSM. Por ese motivo, liberé a maya y me quedo más solo que la una.

Igualmente, últimamente he ido bajando la cantidad de posts que coloco en el Blog, y la asiduidad. Si inicialmente posteaba 3 veces a la semana, últimamente había pasado a 2, y creo que voy a pasar a 1 post semanal. Se acaban las ideas, y el hecho de no tener sumisas aún limita la imaginación. No voy a negar que el estar marraneando con mis perritas me ayuda a tener pensamientos impuros.

Así pues, hasta que vuelva a Barcelona y consiga tener alguna sumisa, o algún tema en el que escribir, creo que me veréis menos por aquí. Si alguien está dispuesto a colaborar en el Blog, estoy dispuesto a abrirlo para dar cabida a aquellos escritos que yo crea que pueden ser interesantes para mis seguidores. Igualmente, si algun@ de vosotr@s quiere preguntarme o charlar conmigo, mi email sigue abierto: profesor.domine@gmail.com.

Así pues, me tomo esto como un descanso y como una manera de cargar pilas para volver dentro de unos meses, con más ganas, y con alguna que otra perrita nueva en mi mazmorra. Para acabar, quiero dar las gracias a mis últimas sumisas, violant, cristal, auriel, marta y maya, por haberme servido y haberme dado placer y obediencia cuando así se lo ordené.


Enero de 2016


Nuevamente, los problemas a la hora de hacer coincidir mis horarios con los de mis sumisas, vuelven a afectar a la composición de mi mazmorra. El trabajo de marta le impide quedar conmigo con cierta asiduidad, y eso está dificultando mucho su educación.

A pesar de su buenísima predisposición, y de sus inmensas ganas por aprender y convertirse en mi perra, la falta de una educación continuada está provocando que no podamos llevar el ritmo adecuado. Al contrario, creo que está provocando un cierto desasosiego en marta el no poder verme. Viendo que nos resultaba imposible cambiar esta dinámica y que nuestras sesiones acabarían siendo demasiado esporádicas, marta sugirió que era mejor dejarlo, para no alargar demasiado el sufrimiento.

Estoy de acuerdo contigo, marta. Me ha encantado educarte y pervertirte, y me siento halagado por haber podido desvirgar tu culito. Sé que compraste muchos juguetitos para poder usarlos en nuestras sesiones, y que estabas ilusionada con esa idea, pero al igual que hice con auriel, te repito que no esto no es una despedida definitiva. Te invito a que me avises cuando tengas un tiempo libre para quedar.

Estoy dispuesto a quedar contigo para aleccionarte y darte alguna clase suelta siempre que nuestros horarios lo permitan. Como ya saben mis ex-sumisas, mis piernas están abiertas para todas ellas. 

Afortunadamente, maya continúa a mi lado cada semana, avanzando en su educación y evolucionando como perrita. Estoy muy orgulloso de ella, y de la manera en que se entrega, buscando siempre la satisfacción de su Amo.

Así pues, puedo anunciar que mi mazmorra ha quedado reducida a maya, y que ando en búsqueda (no activa), de una segunda sumisa que cubra el sitio que queda vacío. Eso significa, básicamente, que aunque yo no voy a buscar sumisa, si alguna mujer en la zona de Barcelona desea conocer este mundo y quiere ser educada, yo estoy abierto a la posibilidad de acogerla y educarla.


Noviembre del 2015


Mis problemas con los horarios y los problemas de mis sumisas para quedar conmigo acaban afectando a mis relaciones. Hace unos días, debía despedirme de auriel por culpa de la incompatibilidad en nuestros horarios.

Ella trabaja de lunes a viernes, y apenas tiene un par de horas al mediodía para quedar entre semana. Yo trabajo también de lunes a viernes, hasta las 6 de la tarde, y luego debo volver a casa para atender mis obligaciones familiares. Los fines de semana los tengo prohibidos. Eso limita mis horarios, y me obliga a quedar con mis sumisas al mediodía. Afortunadamente, estoy pudiendo quedar asiduamente con maya, a la que estoy educando todas las semanas.

Mi relación con auriel se ha visto cortada por esos problemas con los horarios. La realidad es que no podemos vernos, y eso impide que continuemos siendo Amo y sumisa. Por ese motivo hemos decidido poner punto y final a nuestra relación, a pesar de que las 3 veces que hemos estado juntos ha sido estupendas. En mi memoria quedará siempre la sesión a tres bandas con violant y con auriel. Para mi fue una cita estupenda.

Simplemente te deseo lo mejor y que seas muy feliz, auriel. Sabes, porque ya te lo he repetido, que tienes mis piernas abiertas por si algún día deseas volver, y que estoy dispuesto a educarte cuando tengas un rato libre. Ya sabes dónde estoy.

Afortunadamente para mí, cuando una puerta se cierra, otra se abre. Hace unos días, marta se puso en contacto conmigo para hablar del BDSM. Casada y tímida, pero muy caliente, y con ganas de conocer este mundo, me preguntó si conocía a algún Amo que la pudiera enseñar. Al vivir ella cerca de Barcelona, el ofrecimiento era claro: yo podía educarla como mi nueva sumisa.

Así pues, después de este pequeño cambio, mi mazmorra vuelve a quedar cubierta, esta vez con maya y marta.

Setiembre del 2015



En las últimas semanas, los eventos en mi mazmorra se han precipitado, y tras mis vacaciones he visto, con más calma de la que yo pensaba, como se han marchado mis dos sumisas, y como ha aparecido una nueva sumisa. Para colmo, la posibilidad de que auriel se convierta en mi sumisa asidua ha pasado a ser más que probable, con lo cual, en breve podré anunciar que mi lista de sumisas ha pasado de tener una sumisa real, una aspirante a sumisa, y una sumisa en remoto, a tener 2 sumisas en real, lo que siempre quise tener.

Como sabéis, llevábamos casi 2 meses buscando un Amo real para cristal, mi sumisa en remoto. No creo mucho en la sumisión en remoto, y aunque mi relación con cristal era excelente, lo mejor para ella era que encontráramos alguien en su país que la educara. Finalmente, tras mis vacaciones, ella me dijo que había encontrado a la persona adecuada, y que se sentía preparada para dar el paso. Hace apenas 10 días la liberé y la entregué al que ahora es su nuevo Amo en real.

Asimismo, mas por culpa mía que por la suya, la relación entre violant y yo se ha ido resquebrajando durante los últimos meses, hasta quedar dañada irreparablemente. Acepto mi culpa en todo este proceso. Finalmente, la semana pasada pusimos fin a nuestra situación y violant marchó con otro amo al que había conocido durante las vacaciones. Entiendo que el haberla abandonado durante 3 semanas en verano tampoco ha ayudado mucho.

Curiosamente, debido a un cambio de trabajo con el que no contaba en Julio, mi relación con auriel va a subir de nivel, al poder quedar con ella más asiduamente. Por motivos laborales y personales, no podíamos vernos lo suficiente, y no podíamos llamarnos Amo y sumisa. Apenas podía tratarla como aspirante, al habernos visto solo 2 veces. Pero tras ese cambio de trabajo, se da la casualidad de que ahora sí vamos a poder vernos cada semana, con lo cual podré educarla y enseñarla como deseaba hacer. Nuestro feeling es muy alto, y ella desea ser mi sumisa, mi perra, mi esclava. Iniciamos una relación.

Finalmente, hace apenas 10 días descubrí por casualidad que una sumisa, con la que había estado hablando hacia meses, había quedado sola y sin Amo. Anteriormente ya había estado hablando con ella con la idea de organizar un trío, pero su anterior Amo y yo no nos pusimos de acuerdo en la manera de hacerlo, con lo que la operación se fue al traste. Aún así, ella quiso cooperar con mi blog, aportando un relato, y me quedó un buen regusto con ella, con su forma de ser. Al quedarse sin Amo, no pude evitar el ofrecerle mi cobijo, y ser su Amo. De esa manera, puedo anunciar ya que por fin tengo a mi segunda sumisa, a la que llamaré maya.

Así pues, en apenas 3 semanas, he pasado de tener una sumisa real (violant), una sumisa en remoto (cristal) y una aspirante (auriel), a tener 2 sumisas en real (auriel y maya).