Sígueme vía Email

jueves, 29 de marzo de 2018

La perra lamedora, y el sexo de su Amo.


Yo andaba tirado por el sofá, cansado, viendo la TV, y tomando una cerveza, cuando apareció por la puerta mi sumisa, desnuda, a cuatro patitas, y revoloteando a mi alrededor para llamarme la atención. Tras unos segundos, un ladrido llamó mi atención. Aquella sumisa, se acercó a 4 patitas, olfateando mi mano, y rascándola con tu cabecita, como haría cualquier mascota que quiere mimos.

La miré, sonreí, y acaricié la cabecita de lucy, para meter luego mis deditos en su boca. Sus labios se cerraron sobre mis dedos, y su lengua comenzó a recorrerlos de uno en uno, con mucho mismo. Mi perrita obediente sabe muy bien cómo llamar mi atención.

Mientras mi dulce mascota lamía mis dedos, le ordené que se sentara, con un 'Sit'. Ella, obediente y educada, se sentó sobre tus patitas traseras, como un buen chucho, mientras seguía lamiendo. Ella sabe cómo me gusta que me lama, y a mi ya no me interesaba tanto la TV. Tras otra orden, 'Plas', pude ver como mi can se estiraba en el suelo, delante mío, como una perrita, y como sacaba su lengua para respirar...

Me encanta ver a mi sumisa jugando al pet play...

- Quieres jugar, lucy??  Tráeme la pelotita, corre.

Salió corriendo a cuatro patitas por la casa, moviendo su preciosa colita, para buscar su juguete preferido, para que yo te la pudiera tirar. Y así ocurrió. Yo le lancé la pelotita, y ella salió corriendo a por ella, ladrando y moviendo su colita alegre.

Tras tirarle la pelotita 3 veces, volví a rascar su cabecita, y le invité a apoyar su cabecita entre mis piernas. Mi sumisa, obediente, corrió a colocarse entre mis dos piernas, apoyando su cabecita en mi zona central...

- Muy bien, mi perrita linda, eres una excelente perra.

Tras unos minutos descansando, y como era de esperar, lucy no podía evitar sus instintos como mascota, se aburría. A ella le encanta olisquearme, como a cualquier perra, y su curiosidad le llevó a olfatear entre mis piernas, captando el olor de mi sexo. Acercó su naricita de perra a mis partes nobles, y a traves de mi pantalón comenzó a captar el olor de mi polla y de mis huevos. Como era normal, le gustó lo que olía, y quería mas. Yo podía sentir como cada vez metía más su hocico entre mis piernas, intentando oler más, y más...

Al final, tras un rato intentando llegar a mi sexo, mi linda sumisa retiró su cabecita, y ladró, para llamarme la atención. Se quedó mirando mi sexo, sentada sobre tus patas traseras, y con la lengua fuera, esperando a que yo hiciera algo.

- Que quieres, mi linda lucy??  Quieres oler??  Muy bien, mi preciosa mascota, voy a bajar mis pantalones y mis calzoncillos, para que puedas olerme bien...

Dicho y hecho, me bajé los pantalones y los calzoncillos, y volví a sentarme en el sofá, abriendo mis piernas, y ofreciendo mi sexo a mi mascota, para que lo oliera. No tardó mucho en meter su cabecita entre mis piernas, para captar mi olor corporal. Ni que decir tiene que yo ya andaba excitado con el juego.

Ella no dudó en meter su naricita entre mis piernas, para captar primero el olor de mis huevos, que repasó con cuidado, para seguir subiendo por mi pene, hasta llegar a la punta. Una punta que ya estaba mojada. Como era de esperar, una gotita de lubricante había brotado de la punta del glande. Una gota, que ella no tardó en lamer, como haría una buena perra curiosa.

En ese momento, lucy se paró unos segundos, esperando mi respuesta. Yo no le había dado permiso para lamer, y necesitaba mi aprobación.

- Tienes hambre, mi putita??

Un simple ladrido fue su respuesta. Yo acaricié su cabeza, y la acerqué a mi rabo, ofreciéndole su alimento. Y sin dudarlo ni un segundo, ingirió mi polla entera, hasta el fondo, tal y como sabe que me gusta. Tras un par de lamidas intensas, mi mascota sacó mi rabo de su boca, y dirigió la atención hacia mis huevos, donde metió su cabeza hasta el final.

Yo continuaba mirando la TV, aunque sin prestarle atención, y aproveché para dar un nuevo trago a mi cerveza, mientras lucy lamía mis pelotas. Sabía cómo hacerlo, y tras lamerme un testículo, pasó al segundo, para hacerme gozar un poquito más. Cinco minutos fueron suficientes para conseguir que mi polla estuviera dura como una piedra, y yo excitado como un bonobo.

Tras un nuevo ladrido, mi obediente sumisa se dirigió a por su presa, con ganas de acabar la faena. Nuevamente, ingirió mi verga entera en su cavidad bucal, hasta el final, hasta sentir su boca llena de polla, por completo. Yo podía sentir como su lengua se movía alrededor del tronco, aumentando el placer.

Entonces, poco a poco, fue retirando su cabeza, hasta hacer coincidir sus labios con mi glande, y ahí se quedó. Aprisionó con sus labios la punta de mi polla, y comenzó a mover su lengua alrededor de mi glande, la parte más sensible de mi anatomía. Mientras yo acariciaba la cabecita de mi perrita, podía notar como su lengua repasaba la puntita de mi verga, ya excitada completamente...

Y fue entonces, justo cuando ella incrementaba su ritmo, cuando llegué al clímax. No pude aguantarme, y una explosión de placer estalló dentro de mí, provocando que me corriera enterito en la boca de mi chucho, y que mi semen llenara tu cavidad bucal. En ese momento, pude ver como lucy daba un pasito adelante para meter mi rabo otra vez hasta el fondo, impidiendo que ninguna gota se escapara.

Tras un minuto extasiado, pude ver como mi niñita repasaba con su lengua cada rinconcito de mi sexo, buscando hasta la última gota de leche. Tras apartarla suavemente con la mano, le dije:

- Muy bien, mi putita. Eres una buena perra, una perra excelente. Te voy a poner tu platito de agua, y tu comida.

Me acerqué a la cocina, agarré un bol con agua, y un platito con la comida de mi perra, y se lo coloqué en el suelo para que pudiera comer. Y allí quedó ella, feliz, comiendo en el suelo, mientras yo volvía a mi sofá para ver la TV.


lunes, 12 de marzo de 2018

Curricullum vitae de una sumisa a un Amo



Hace unos días recibí un CV muy interesante de una mujer con la que hablo desde hace tiempo, una mujer muy caliente, que desea ser mi sumisa, y que está dispuesta a trasladarse a Barcelona para ser mía.

Ni que decir tiene que su candidatura está aprobada de antemano, y que cuando llegue a Barcelona, comenzará su educación. Una educación que espero que dure muchos años, y que la permita convertirse en la mejor de mis perritas, obediente y entregada.

Aquí os dejo su CV, para que podais decidir si la aceptabais como sumisa o no.



Curricullum Vitae


Datos Personales

Nombres: Sumisa, perra, putita, o mi niñita.
Propietario: Profesor Domine.
Nacionalidad: Mexicana
Edad: 34
Domicilio: Muy pronto Barcelona.
Profesión: Abogada
Estado civil: Propiedad exclusiva de Mi Señor.



Conocimientos

Habilidades: Procurar placer a mi Amo siempre que él lo pida, y ser feliz con eso.

Posturas favoritas:
Las que mi Amo desee. A mí me gusta que me folle como a una perrita, que deja a su disposición su culito y coñito y que necesita azotitos, o que folle mi boca con mi cabeza colgando y mi cuerpo en la cama y usted parado, misionero mientras estoy atada de brazos y piernas para usted.

Juegos favoritos: Pet play, Little girl/Daddy, alumna/Profesor.

Premios favoritos: Los besitos y cariños de mi Señor después de hacer bien mi trabajo, y comer fuera de casa con Él.

Castigos favoritos: Los azotes que me dé mi Amo sobre su regazo, mientras sube mi falda y baja mis bragas, y que no me permita correrme.



Metas a alcanzar

Inexperiencia: Sexo anal, beber su semen, lamer su culito, bañar a mi Amo, meter mi dedo en el culito de mi Amo, oler su sexo, lluvia dorada, doble penetración, pet play, hacer orinar a mi Señor.

Deseos oscuros: Recibir la orina de mi Amo en la boca, que mi Señor me use como su vaquita y me ordeñe, que mi Domine me golpee (bofetadas, puñetazos), que mi Amo me pasee como su perrita y me lance la pelotita, que mi Profesor me ate para tenerme a su disposición, beber todos los líquidos de mi Señor antes que se corra, ser la niñita chiquita de mi Daddy, ser la mesa de mi Amo.



Otros datos

La sumisa busca satisfacer a su Amo, dándole el placer que él desee, y puede adaptarse a sus necesidades, gustos y preferencias.

Este cv puede variar según las preferencias de Mi Profesor Domine o el transcurrir de los días luego de mi llegada.

Adjunto 2 fotografías mías, que espero que puedan ayudar a evaluar mis capacidades como sumisa