Sígueme vía Email

sábado, 25 de agosto de 2018

La nenita desvirgada por papá


Cuando eres joven y exploras tu sexualidad con una persona de tu misma edad, podéis terminar descubriendo cosas que ambos desconocían y en la mayoría de situaciones fallando juntos en lo que al placer respecta. Este es mi caso, tengo 25 años y perdí la virginidad a los 18 con un contemporáneo y de mala manera: No, no fue un bruto, solo inexperto, no conocía bien su cuerpo y menos el mío,  yo no sabía aún de mi gusto por la sumisión y la necesidad que tengo ahora de tener un Amo, pero ya desde ese momento noté algo, necesitaba a alguien con experiencia y que me enseñara, no que aprendiera conmigo.

Toda esta situación creó en mi cabeza la siguiente fantasía, la de una Little girl y su Daddy, su Amo, su Señor. Aquí os dejo un relato sobre cómo sería mi fantasía:



Hoy es el cumpleaños de la nenita de papá, y como es normal, ella tiene su fiesta, a la cual ha invitado a muchas amiguitas y amiguitos del cole, en especial a Pablito, un chico 2 años mayor que ella y que le gusta mucho. Pablito es un pillo y quiere probar los atributos de la ya desarrollada nenita.

La fiesta trascurre y Pablito y la nenita se escapan de todos a su habitación, a escondidas. Como es normal, Papi se da cuenta y los sigue con cuidado. Una vez dentro Pablito se acerca a besar a la niñita y con una mano envuelve su cintura y con la otra empieza a tocar su pecho ya desarrollado.

No pasan ni dos segundos y Papi entra, con cara de furioso, echa a Pablito de ahí y con la mirada encendida se queda viendo a su nenita curiosa…

- P: Ahora mismo se marchan todos!!!
- N: Papi, pero hoy cumplo trece, ya soy casi una mujer, solo ha sido curiosidad, querer aprender…
- P: No lo repetiré otra vez, se van porque se van.

La nenita sale de su habitación y despide a los invitados. Mientras Papi se queda en su habitación y busca unas cosas: una cámara grabadora que pone en la esquina de la habitación para que no se escape detalle, una regla que pone sobre la cama, un marcador negro, un cinturón de tela y dos ligas de cabello.

La nena vuelve a la habitación y ve a Papi sentado en el sillón que tiene al costado de su cama.

- P: Ven aquí, nenita, siéntate en el regazo de Papá…
- N: Papi, pero no me vas a castigar? Lo siento mucho, yo no quería
- P: Sí que querías, es una curiosidad natural, mi niña, pero esa curiosidad solo Papi la puede calmar, me prometes que vas a dejar que yo te enseñe todo lo que deseas saber? Solo yo, nadie más puede mostrarte, tocarte o decirte nada, vale?
- N: Vale Papi…
- P: A ver, dime…que hacías con Pablito cuando entré?
- N: él me besaba e intentó tocar mis tetas.
- P: bueno…yo te enseñaré a besar.

Y diciendo eso se acercó a los labios de su nenita y dio un pico primero, luego los empezó a besar suavemente y la nenita intentaba corresponder a Papi… pasaron unos segundos y Papi decidió meter su lengua en la boquita de su nenita, y ella trato de hacerse para atrás un poco asustada, pero Papi la detuvo y continuó, no pasó mucho y ella también sacó su lengua y toco la de Papi…estuvieron así un rato. (La verga de Papi ya estaba casi dura y con una gotita en la punta)

-P: Ahora te voy a mostrar cómo se toman las bubbies de verdad- dijo Papi mientras posaba sus dos manos sobre la camiseta de la nenita.

Suavemente, con cuidado, Daddy presionó los pechos virgenes de su niñita, y pudo ver cómo ella se mordía los labios. Eso le dio pie a quitarle la camiseta, mostrando sus hermosos pechos debajo del suejador, y logrando que ella se pusiera colorada.

- N: Papi, tengo vergüenza, nunca nadie me vio así…
- P: Conmigo no debes tenerla, yo soy Papi, solo quiero educarte y cuidarte.

Él intentaba calmarla mientras presionaba sus tiernos pechos sobre el sujetador. "Uuuummmm", un gemido chiquito se le escapó mientras él quitaba el bra de la nenita.

- P: Te gusta, cariño?  Sí, verdad?  Dime, mi niñita linda, alguien ha comido alguna vez tus pezoncitos ?
- N: No Papi, nadie nunca… y no lo hagas por favor!
- P: Yo soy Papi, fresita, yo puedo hacer todo con mi nenita, solo siente.

Él comenzó a lamer los pezones de su hijita, utilizando toda su experiencia para que ella se pusiera lo más cachonda posible.

- P: nenita, dime, qué sientes?
- N: No sé Papi, creo que me hago pis, mi coñito está mojado…
- P: Esa no es pis, mi amor. Ahora pásame el marcador, que vamos a dejar muy claro quién es Papi

En esas, él agarró el marcador, y escribió en sus tetas: "SOLO PAPI PUEDE TOCAR"

- P: Ahora levántate, y acuéstate boca abajo sobre mis piernas…
- N: Pero Papi, no me vas a golpear, no?
- P: Yo sabré lo que hago, solo quiero que aprendas, acuéstate.

Una vez ahí, pasa su mano sobre la faldita y la pierna de Papi siente el calor que emite el coñito de su nenita… la verga de Papaíto está súper mojada y bien dura. Levanta la faldita y acaricia suavemente sobre las braguitas.

- P: Mi princesa, estas nalgas son de Papi, y nadie las puede tocar nunca, entendido?
- N: Sí Papi…Uummm
- P: Y ahora te las azotaré por andar de caliente con quien no debes


Acto seguido, con la regla comienza a dar de golpes a esas nalgas vírgenes, la nena se queja un poco, y cuando Papi no aguanta más, le quita las bragas de un tirón, dando la nena un saltito del susto…

- N: Papi, Noooooo!
- P: Sí, mi amor, hoy aprenderás todo, y lo aprenderás conmigo - dice mientras azota ya con su mano las nalgas de su nena.
- P: Nenita, sabes que eso que sale de tu coñito no es pis, es un líquido que sale cuando tú te excitas mucho y hace más fácil que más tarde Papi meta su verga por primera vez en ti.

Su mano recorre sus nalgas y ahora pasa un dedo por la rajita del coñito de su nenita sintiendo como quema y como está de mojado.

- N: Papi, no, por favor, tengo miedo…
- P: Tranquila, nenita, solo estoy conociéndote más. Tú siente mi dedito, el dedito de Papá… Uummm. Ahora levántate, quítate la falda y acuéstate en la cama con las piernas abiertas.

Ella, inocente, obediente y caliente, atiende a Papi y mientras va a la cama, siente como cae algo por sus muslos y como su coñito arde por dentro por primera vez… se acuesta en la cama, sobre unas almohadas y abre sus piernas tal como Papi le dijo. Papi se acuesta a su lado, de costado y dirige su mano al coñito de su nena.

- N: Papi, no, siento raro…
- P: Tranquila, mi niña… Sabes qué es esto que estoy tocando en círculos y presiono por ratitos?
- N: No Papi, pero me gusta, Uummm
- P: Ese se llama clítoris y si lo tocas mucho puede que tengas un orgasmo, pero aún no queremos eso, el primero será con mi polla dentro de mi nena.
- N: No Papi, me dolerá, eso me han dicho mis amigas!
- P: Shhhh, solo siente… Uummm, mi nenita ha mojado toda mi mano ya. Vamos a ver hasta donde estas mojada – dice papi pasando su dedo hasta el agujerito más pequeño de su nena – ese lo dejaremos para otro día, mi amor, pero también será mío.
- N: Papi, no…
- P: Ahora, Papaíto necesita que le hagas un favor y le muestres como chupas un chupachups… ponte a cuatro patitas, mi nena.

La nena se pone a 4 patitas y Papá se coloca sobre sus rodillas, dejando su verga a la altura de la cara de su nena. Toma su polla y la pasa sobre los labios de su hijita, mojándolos de lo húmeda que está… - "Ahora abre la boquita, amor"- la nena abre la boca y Papi mete su verga por primera vez y siente como mientras la mete sale otra gotita.

- P: Ahora con tu lengua trata de lamerla toda- le dice - Chúpale la polla a Papá.

Y así la nena empieza a lamer por primera vez una verga, pasa su lengua desde la base hasta la punta y Papi sigue mojándose más y más, tiene una cara de vicio insuperable y eso motiva más a la nenita, el placer de Papi lo es todo.

- P: Amor, no olvides las pelotitas que están ahí abajo, son tus amiguitas y debes darle cariñito

La nena las lame y por instinto mete una a su boca y luego la otra. Papi está con la verga más dura que nunca y a punto de estallar - "Chupa, mi niña, chupa" - repite Papi, una y otra vez. Mientras ella empieza a chupar lo mejor que puede, siente como se acelera Papi, como se entre corta la respiración y como gime de placer…

- P: Para, mi amor… para, no quiero correrme tan pronto. Ahora ten, hazte dos colitas en el pelo.

Ella, obediente, deja de lamer, y se hace las coletas a ambos lados.

- P: Ahora dame tus manos.

Acto seguido toma el cinturón de tela y las ata. Con el otro extremo las lleva a la cabecera de la cama y la ata en un fierrito - "Ahora mi niñita linda no puede moverse y no puede decir no a Papi" - le dice mientras se pone en medio de sus piernas y las abre lo más que puede.

- N: Papito, no por favor, tengo miedo.
- P: Shhhhhhhh, te va a gustar, mi amor, yo no te voy a lastimar… al menos no hoy.

Papi toma su dura verga y pasa la puntita por el coñito de su nena, siente como arde y como está de mojado. Tras unos segundos jugando con el chochito, siente como su nena se mueve. Pero esta vez no se resiste. Al contrario, esta vez se mueve acercándose a él, como deseando tenerle dentro

- P: Uummm, mi nenita está caliente…
- N: Papi, no sé, pero métemela, por favor, quiero convertirme en mujer, quiero ser tuya, no sé qué me pasa pero lo necesito.
- P: Uummm, bebé…esta será la primera vez que tu coñito reciba una verga…y te va gustar. Papi lo hará suavemente, le meterá hasta que choque con tu himen y una vez ahí me detendré a jugar con él para que no te sientas nada de dolor, luego de eso la meteré poco a poco, la dejaré quieta adentro para que la sientas y luego te follaré, hasta que mi leche llene el coñito de mi bebé, el coñito que nadie más tendrá.
- N: Uummm, sí Papi, hazlo!

Papá empieza a meter la polla en el coñito de la nena, muy lento, muy leeento…hasta que choca con el himen de su virgen nenita. Papi se acerca a besar a la nena en los labios y mientras lo hace, de una sola embestida le roba la virginidad. La nena muerde el labio de Papi y al mismo tiempo ahoga un grito. Papi está muy cachondo y a los 5 segundos de estar quieto sobre su nenita, empieza a follarla, a embestirla, a darle con fuerza… la nenita gime, grita, se queja, disfruta, tiene su primer orgasmo y al segundo siente como Papi le llena de leche el coñito… Mmm… Se quedan quietos unos segundos y luego Papi desata a su niñita, la toma en brazos y la lleva a la ducha.

- P: Ahora Papá te lavará, para que estés bien limpita. Luego tú me lavarás a mí, y nos iremos a la camita a seguir jugando hasta quedarnos dormidos… FELIZ CUMPLEAÑOS, MI AMOR!

FIN


Bueno, pues ésta es una de las fantasías que me gustaría cumplir con mi Señor. Me gustaría ser la Little Girl de Daddy, la niñita pequeña de Mi Amo, y estoy segura de que a Él le gustaría ser mi Papi y robar "mi virginidad". Este relato ha sido hecho pensando en Él, en esa persona capaz de enseñarme todo lo que nadie puede ni podrá.



Una colaboración de lorena. 

Quiero aclarar que este relato se enmarca dentro de la fantasía sexual de una mujer libre de 25 años, amante de las relaciones Dd/lg. Tanto lorena como yo estamos totalmente en contra de cualquier tipo de pederastia.