Sígueme vía Email

jueves, 1 de junio de 2017

Desvirgada analmente. Yo follé tu culo, perra.



En los últimos años, desde que comencé a escribir el Blog, he tenido la suerte de poder catar varias mujeres, que deseaban ser sumisas. Muchas de esas mujeres llegaron a mí sin haber realizado según que prácticas sexuales, como el beso negro, el facefucking, la lluvia dorada o el sexo anal.

Pero siempre ha habido una práctica que me da un especial morbo, la de 'estrenar' un culito virgen. Es algo que por lo que sea me pone muy perro y me gusta hacer. Saber que nadie ha perforado el ano de una mujer me resulta un aliciente especial a la hora de hacerlo. Y durante las últimas semanas he tenido la suerte de poder follar dos nuevos traseros, tiernos y jugosos.

Durante esos 2 años de existencia del Blog, he ido relatando mis experiencias con las distintas sumisas, y cómo follé sus culitos:

VIOLANT 
Mi primer relato fue con violant, que por aquel entonces tenía 37 años, y quien por su tamaño no resultó nada fácil de desvirgar analmente. Es una mujer pequeñita, y todo parece grande a su lado, con lo que costó especialmente follar su culito. Aún así conseguimos desvirgarla, y que fuera mi sumisa durante unos meses. Dos años más tarde de aquello, violant y yo seguimos siendo amigos, y de vez en cuando nos vemos. Ella sabe que yo fui en primero en follarla por detrás.

ALEXIA
Mientras estaba con violant, llegaron 3 mujeres distintas, con las que por distintos motivos no tuvimos una relación duradera. La primera fue alexia, una mujer muy morbosa que necesitaba probar un sexo distinto, pero sin alma de sumisa. Casada, y de 40 años, su deseo le empujó a caer en mis manos un par de veces, en las que desvirgué su culo sin mayor problema. El problema es que su miedo a ser descubierta por su marido le podía y acabó por desaparecer tras 2 citas.

BIONDA 
La segunda relación fugaz fue con bionda, que rondaba los 38 años, quien deseaba ser 'violada' en la oscuridad. Cumplí su deseo, y prefirió no volver a vernos. La sesión fue bien, pero no hubo feeling. Era evidente que su culo había sido follado muchas veces, y que sólo buscaba el morbo de ser 'violada' por un desconocido. Lo cumplió y desapareció.

AURIEL
Luego llegó auriel, una mujer especial, de 50 años, separada y con mucho mundo, pero que nunca había sido sumisa, y mantenía su culito intacto a sus 50 años. En seguida apareció una química especial entre los dos, que nos habría dado tardes de gloria si no fuera por la complicación de los horarios laborales y el desplazamiento. Nuestras citas fueron muy intensas y muy calientes, y a pesar de que ella era reacia, conseguí follar su culito. Sé que habríamos sido una gran pareja Amo/sumisa, pero la distancia y el trabajo nos impidió vernos más de 3 veces. Pase lo que pase, ella siempre sabrá que fui yo quien desvirgué su culito.

MAYA
A todo esto, mi relación con violant se acabó, y justo entonces apareció maya, de 40 años, la que ha sido durante este tiempo mi sumisa más avanzada. Con ella hicimos muchísimas cosas, y creo que conseguí subir su nivel de manera clara y contundente, convirtiéndola en una perra de primer nivel. Aún así, no fui yo quien robó su virginidad anal, sino que ya llegó a mí con esa experiencia.



MARTA 
Mientras estaba con maya apareció marta, una mujer sexualmente muy apetecible y contundente, y que deseaba ser mi perra. A sus 44 años, y con pareja, deseaba un sexo distinto, y yo se lo di. Fueron apenas 2 citas, muy intensas, pero me sirvieron para desvirgarla analmente, y descubrir que habría sido una excelente perra si nuestros horarios laborales hubieran sido compatibles. Nuestra química era evidente, y disfrutamos mucho el uno del otro. Otra vez, nuestras obligaciones familiares y laborales nos impedían vernos más a menudo. Al igual que con auriel, siempre me quedará la duda de saber qué habría pasado si hubiéramos podido coincidir mas.

Poco más tarde, llegó un golpe que no esperaba. Mi sumisa maya, durante una cena de navidad informal, se había enamorado de un ex compañero de clases. Como siempre he dicho, el amor es lo primero, y me vi obligado a darle la libertad, deseándole que fuera muy feliz con su nuevo amor. Eso me llevó a vagar por el desierto durante 9 meses, sin sumisa. Un periodo en el que hablé con varias mujeres que querían ser mis sumisas, o que disfrutaban hablando de sexo conmigo. Mujeres de 23 a 40 años, del sur de España, de Argentina, Colombia, México, del Perú, o de Costa Rica, pero ninguna cerca de Barcelona. A veces, tenía la sensación de estar más cerca del Perú, o de Granada, que de Barcelona. Durante ese tiempo sólo violant pudo calmar mi furia dominante.

ESTHER
Y al final, por sorpresa, los eventos se han multiplicado y han apareció tres mujeres en un espacio de tiempo muy corto. La primera fue esther, en navidades de este año. Con experiencia como sumisa, casada y con hijos, parecíamos una pareja Amo/sumisa perfecta, pero nuestra primera cita, a oscuras, fue un desastre. Y ahora mismo andamos discutiendo si podemos o no podemos seguir juntos. Me parece curioso que siga siendo virgen analmente, a pesar de haber sido sumisa, y reconozco que me gustaría ser yo quien estrenara su culo, pero no sé si llegará a ocurrir. El tiempo dirá. Por ahora lo hemos dejado en Stand-by.

Y ya en enero, como por arte de magia, y con un espacio de 3 días, aparecieron 2 sumisas, jóvenes, tiernas, de 20 y 22 años. A pesar de que las sumisas jóvenes no suelen ser constantes y suelen desviarse del camino, parece que estas dos se lo han tomado en serio, lo cual me complace gratamente. Espero que estas dos relaciones duren en el tiempo.

LUNA 
La primera fue luna, de 20 añitos, con la que tras hablar un par de semanas, y ver como cumplía con todos los ejercicios que le pedí, quedé un día en un hotel para repetir otra vez, la fantasía de la cita a oscuras. En esta ocasión la cita fue bastante bien, ella tenía ganas de ser usada, de ser desvirgada y sobretodo de tomarse su leche. Fue un autentico placer hacer cosas con ella que sabía que nunca había hecho, como follar su boca, azotar su culo, o penetrar su culito virgen. Para acabar, le di la leche que tanto deseaba. Fue maravilloso ver como mi nueva perrita se la tragaba, contenta y feliz. 


RAISA
Y tres días después, aparecía raisa, de 22 añitos, con ganas de ser usada y utilizada, y con problemas sexuales que espero abordar en el futuro. Como otras mujeres clitorianas, raisa nunca ha tenido un orgasmo con la penetración. Iremos probando las distintas posturas sexuales que le faciliten el llegar a ese orgasmo. Ella también escogió la fantasía de ser violada por un desconocido a oscuras, y así lo hicimos. Al igual que con otras sumisas, azoté su culo y pellizqué sus pezones, follé su boquita, y acabé desvirgando su ano.

En definitiva, todas ellas han sido distintas, y a todas las he podido usar. Unas salieron mejor que otras, algunas duraron mas, otras menos, pero a todas ellas les une un punto en común: a todas ellas folle su culito. Y a casi todas las desvirgué analmente. No puedo evitarlo, el morbo de meter mi polla en un culito que sé que nunca ha sido follado es demasiado grande. Los he desvirgado de 20 años, de 30, de 40 y de 50, y todos me han parecido maravillosos.

Lo que mas me halaga de todo esto es saber que, pase lo que pase, ellas siempre sabrán que fuí yo quien folló su culito por primera vez. Y si alguna vez me cruzo con ellas en el centro de Barcelona, recordaré aquel momento.



Pdta: Quiero que sepais que guardo un gran recuerdo de todas vosotras, y que nunca olvidaré los momentos en que pasé con vosotras...