Sígueme vía Email

jueves, 3 de septiembre de 2015

Qué es la Lluvia Dorada ?



La lluvia dorada, o urolagnia, es una práctica relativa a la orina, considerada extrema en el BDSM, y sin embargo bastante habitual. En sus diferentes grados puede ser:

- Sujetar el pene del Amo durante la micción, de rodillas y con el cariño debido.
- Recibir su orina caliente directamente sobre la piel, en el cuerpo, habitualmente de rodillas o durante la masturbación de la parte sumisa.
- Recibir su orina en la cara, dejando que ésta resbale por todo el cuerpo de la sumisa.
- Limpiar con la boca el pene del Amo tras la micción.
- Recibir directamente la orina del Amo en la boca, tragando una parte de la misma.

En ello hay que tener en cuenta una serie de consideraciones, a favor y en contra:

- La orina es una excreción y disueltas en ella el cuerpo elimina ciertas sustancias y toxinas no deseables. No es recomendable tomar la primera orina de la mañana por este motivo. Aunque si durante el día hay suficiente ingesta de líquidos la concentración de esas sustancias acaba siendo mínima.
- Puede transmitir ETS si entra en contacto con las mucosas.
- Su contenido en urea la ha convertido a lo largo de los siglos en un tratamiento natural para la sequedad de la piel y la prevención de grietas.
- Su contenido en amoniaco hace que sea un remedio eficaz en el tratamiento de picaduras de insectos y medusas.

En una relación de BDSM, recibir la orina de su Amo, con adoración y agradecimiento, es una de las mayores muestras de sometimiento y entrega que puede hacer la parte sumisa, aunque en ocasiones también puede ser considerada un castigo por un mal comportamiento o una forma de humillación.


Como sumisa, a mí, evidentemente, me gusta ser usada por mi Amo para su placer, me gusta servirle y adorarle como merece. Me apasiona lavar su cuerpo tras una sesión, deteniéndome en cada centímetro de su piel y que él, mientras lo hago, disfrute de cuanto le pueda ofrecer como más le apetezca; pellizcando o mordiendo mi cuerpo, insultándome y recordándome lo perra que soy, masturbándome para su deleite...

Me gusta estar de rodillas para detenerme mejor en su sexo al lavarlo, que mi Domine me ordene que meta los dedos de una mano en uno u otro agujero de mi cuerpo mientras lo hago, que me masturbe sin llegar al orgasmo y sin abandonar mi tarea. Me apasiona tener que suplicar su permiso para correrme, y que él me lo conceda o no según su capricho.

Y me encanta sentir tu orina caliente bañándome la piel, el chorro intenso incidiendo sobre los pezones o sobre mi sexo, postrada ante él y deshaciéndome de placer, mientras oigo su voz recordándome lo puta que soy.

Gracias por hacerme sentir así, Mi Domine, es una auténtica delicia.

Una colaboración de Maya.


Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com 

3 comentarios:

  1. Muy ilustrativa la colaboración. Yo tengo un poema que habla justo sobre este asunto en mi blog, recientemente abierto: https://versometida.blogspot.com.es/2015/09/llueves.html

    He añadido el tuyo a blogs que sigo, poniendo enlace en el mío. porque me parece muy interesante. Espero que no importe.

    Seguiré pasándome a leer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece estupendo que añadas mi Blog en tu pagina y que me recomiendes. Evidentemente, tu estilo de escritura es distinto del mio, pero me gusta como escribes. Si tienes alguna fantasía sexual, y te atreves a relatarla, me gustaría que lo hicieras para mí.
      Sería una especie de colaboración esporádica, en forma de relato sexual.
      Te atreves ??

      Eliminar