Sígueme vía Email

domingo, 14 de junio de 2015

Cristal. Lo que era, y lo que soy.



Hace apenas tres meses, me llamó la atención un anuncio que leí en un foro, solicitando una mujer para una relación "Textual"... sólo por curiosidad le pregunté  en que consistía eso y si se necesitaba alguna condición especial para llevarla, teniendo en cuenta que me encuentro a miles de kilómetros de distancia.., y así, sin pensarlo dos veces comencé a intercambiar correos con usted mi Profesor Domine.

Me he considerado siempre una mujer que le gusta el sexo, un poco perversa y morbosa, pero no encontraba la manera de disfrutarlo, de conocerme y saber hasta que punto pudiera ser capaz de explorar y gozar de mi sexualidad.

No me había pasado por la cabeza que empezar a intercambiar deseos, pensamientos, fantasías con usted mi Profesor sería cruzar el umbral entre lo aburrido y monótono al placer que puede invadir todo mi ser, mi cuerpo, mi alma.

A pesar de tener tantos  kilómetros de distancia entre nosotros, el poder y el control que ejerce sobre mí es indescriptible, y lo mejor de todo es que me gusta mucho, me encanta sentirme así, dominada, controlada, observada..

Es una sensación que nunca antes había vivido. La forma en la que me ha enseñado a sentir placer a base de dolor y tortura, es totalmente divino; los orgasmos más intensos los conozco ahora, después  que usted, mi amo, me acogiera como sumisa, su sumisa en remoto.

Debo decirle también que he sufrido mucho. Usted ha liberado demonios en mi que antes estaban callados, ahora debo aprender a calmarlos, pero no ha sido fácil mi Domine. No quiero que esto acabe, no sé adonde me llevará, pero me siento feliz siendo su sumisa, obedeciéndolo, con total entrega y pasión.

Soy suya, mi Domine... Cristal.

2 comentarios:

  1. Cristal, adoro la manera en que cumples mis ejercicios, adoro la manera en que te entregas, y daria lo que fuera por tenerte a mi lado. Tu enorme deseo transforma el dolor en placer, y multiplicas tus orgasmos por tu amo...
    Me gustas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo explicarle lo feliz que me hace su comentario. Sus palabras son un premio para mi. Me alegra muchisimo saber que mi entrega y sumision a usted, le gusta y es valorada..

      Eliminar