Sígueme vía Email

jueves, 4 de junio de 2015

Sumisa Novata. Detecta al falso amo.



¿Como detectar a un falso amo, a un amo fake, un farsante?  


Esa pregunta siempre da vueltas por la cabeza de una sumisa novata a la hora de buscar un amo.  La realidad es que en el mundo actual circulan miles de depredadores sexuales, e incluso violadores, que se disfrazan de falsos amos buscando sumisas novatas a las que engañar, forzar y vejar. Internet es tu coto de caza, y ahí buscan a sus nuevas presas.


Para intentar detectar a esos farsantes, aquí tenéis una serie de características que suelen tener esos falsos amos, y las que debe tener un amo real:



  • Un falso amo suele ser impaciente, desea llegar a su placer lo antes posible. Un amo real es una persona paciente, capaz de esperar hasta que la sumisa aprenda lo que debe hacer en cada situación.

  • Un falso amo no se preocupa por el bienestar de su sumisa, se preocupa únicamente de su satisfacción y no cuida ni mima a sus sumisas. No preguntará a su sumisa por su estado, ni le interesarán las posibles aportaciones que ella haga. Un falso amo siempre hará lo que a él le interese hacer en cada momento, sin tener en cuenta que la sumisa es una persona y que tiene sus necesidades.

  •  Un falso amo nunca se interesará en enseñar y educar a una sumisa. Sólo buscará que la sumisa cumpla las órdenes que él le dé. Un amo real intentará educar y enseñar a una sumisa hasta conseguir que la sumisa cumpla las peticiones de su amo porque así lo desea ella, no porque se lo ordenen. Al final, si ha sido bien educada y se siente protegida y mimada por su amo, ella deseará cumplir las órdenes de su amo y esperará con ansia la siguiente orden


  • Un falso amo golpeará a la sumisa sin motivo aparente con el único objetivo de mostrar su autoridad. Un amo real no emplea la fuerza bruta de manera gratuita, sabe castigar y regañar a su alumna sin necesidad de hacerle daño, y siempre con el objetivo de enseñar a su sumisa. Un amo real sabe que, como en cualquier otro tema, para enseñar bien a una sumisa se debe ser severo cuando se es necesario, pero dulce o indulgente cuando la sumisa lo merezca. La sumisa debe notar que si hace algo bien su amo la premia y la felicita.


  • Un falso amo intenta siempre ser reconocido como amo, e intenta siempre ampliar sus dominios a cualquier situación, obligando a la sumisa a callarse y a realizar cosas que ella no quiere hacer, incluso en su vida social. Un falso amo es celoso e intentará siempre que la sumisa abandone su vida social para centrarse únicamente en su amo. Un amo real da espacio a sus sumisas, las escucha y las atiende.


  • Un falso amo es una persona inmadura, que no sobrepasa una cierta edad, y que no está acostumbrado a cuidar de otras personas. Ese tipo de personas se aprovechan de la buena fe de las sumisas e intentan llevarles a situaciones límite. Un amo real es una persona madura, sensata y paciente, que sabe cuidar y proteger de otras personas. Difícilmente un chico de 25 años sabrá cuidar y proteger a nadie, porque nunca lo ha hecho anteriormente. Sin embargo, un buen amo será aquella persona ya habituada a cuidar y proteger a otros seres humanos, ya sea en su vida privada o en la laboral.


  • Un falso amo te pedirá en el segundo email que le enseñes tu cuerpo o tu cara para ver cómo eres. Un amo real no se preocupa demasiado de la apariencia de su sumisa, le interesa mucho más su nivel de sumisión y la capacidad o deseo que tenga ella de entregarse a un amo. Es decir, un amo real se preocupará más del aspecto mental de la sumisa que de su aspecto físico. Un falso amo se preocupará únicamente del aspecto físico de ella.

  • Un amo falso nunca preguntará a su sumisa acerca de sus gustos y sus límites. Simplemente le ordenará todo lo que a él le interese, sin preocuparse de los límites de ella. Un buen amo, por el contrario, preguntará primero a su sumisa sobre sus gustos sexuales, y sus límites, para entender así el nivel de sumisión de la misma, y no sobrepasar jamás los límites de su protegida. Igualmente, un falso amo querrá imponer a su sumisa sus propios límites, lo cual es una aberración. Un amo real debe permitir siempre a su sumisa poner los límites de su relación.


  • Un falso amo no separa su vida privada de la real. Realizará preguntas intimas a la sumisa intentando averiguar su identidad, e incluso explicará a su sumisa datos suyos que pongan en peligro su privacidad. Un amo real protegerá su propia identidad, y respetará la identidad de su sumisa.

  • Un falso amo suele ser un fantasma, utiliza un nombre famoso para darse más importancia y crean páginas falsas, con el fin de alimentar su EGO y ganar cierta reputación. Intentará hacerte creer que es un amo excelente, con una amplia experiencia, y que nunca comete un error. Un amo real intentará siempre ocultar su identidad y no llamar excesivamente la atención. Como educador, un amo real reconocerá siempre sus errores y no los ocultará. Al contrario, intentará siempre aprender de ellos para no cometerlos de nuevo.

  • Un falso amo es egoísta y busca únicamente su propio placer. Un amo real busca el placer de sus protegidas porque este es el único medio por el cual ellas logran entregarse totalmente a su amo. Una sumisa necesita por encima de todo confiar en su amo, para así entregarse a él. Esa confianza debe alcanzarse con cariño y cuidados.

  • Un falso amo querrá que lleves su collar en la primera o segunda sesión, mientras que un amo esperará siempre a que te ganes ese collar para dártelo.

  • Un amo real no busca sumisas, las sumisas buscan al amo, y siempre es el amo quien acepta a la sumisa después de realizar una serie de pruebas o ejercicios. 

  • Un falso amo no responde a tus preguntas ni utiliza frases del tipo "Porque yo te lo ordeno". Un amo real responde siempre a tus dudas e intenta educarte como sumisa. Pregunta siempre todo lo que necesites saber, respetando su vida privada, y escucha sus respuestas. Si evade tus preguntas o responde autoritariamente, es que no es un amo real.

  • Un falso amo no te preguntará nunca por tu palabra de seguridad, lo cual es una atrocidad. Una sumisa necesita en todo momento una palabra de seguridad por si necesita para una sesión. La palabra de seguridad está justo para eso, para proteger a la sumisa y parar el juego cuando ella lo necesite, y un amo real siempre consensuará con su sumisa dicha palabra.


 



Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

4 comentarios:

  1. holaaa me gustaría ponerme en contacto contigo a ver si me podrías ayudar ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, reto lori.
      Puedes escribirme a profesor.domine@gmail.com
      Saludos.

      Eliminar
  2. que pena mis Domine me tome el atravimiento de mandarle un mensaje a su correo por unas dudas que tengo leo su blog y me intereso ojala no se ofenda por ello y me pueda ayudar soy Ladytefa

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante me maravilla leer estas palabras no pueden ser más acertadas!! Una vez más quien te lee... gracias tus publicaciones no pueden ser mejor.

    ResponderEliminar