Sígueme vía Email

viernes, 12 de junio de 2015

Tipos y niveles de una sumisa.


Dentro del mundo de la sumisión, podemos encontrar sumis@s de varios tipos y niveles, con muchos gustos y deseos ocultos que obligan a clasificar a esas sumisas en distintos tipos y niveles de sumisión. Cabe indicar que estos niveles sirven tanto para hombres como para mujeres, aunque en mi caso hablaré siempre de mujeres, por preferencias mías.


Particularmente separo las sumisas en tres grandes tipos:


- Sumisa sexual: Es aquella mujer que necesita, durante el acto sexual, ser ordenada, castigada y penetrada de manera violenta y obscena. Este tipo de sumisa se considera a si misma mas puta que sumisa, y limita la dominación a las sesiones o ejercicios de tipo sexual. Fuera de ese entorno no le gusta ser ordenada ni maltratada. Suelen ser mujeres con una vida propia que necesitan del juego de la sumisión sexual para 'escapar' de su monotonía.


- Sumisa mental: Es aquella mujer que necesita ser sometida, humillada y castigada psicológicamente. Necesita que un amo la ordene, le guie y le recrimine por sus errores. Necesita sentirse sometida a otra persona, recibir órdenes, cumplir unas reglas estipuladas, y que la sometan a la voluntad de su Domine. Le gusta ser humillada verbalmente, siente placer cuando se le aplica un cierto dolor, y quiere entregarse a su amo, deseando siempre cumplir las órdenes que se le dan. Este tipo de sumisas se siente feliz tras recibir la felicitación de su amo por una tarea bien realizada, y se suele sentirse abandonada y frustrada si su Domine no le hace caso, no le da órdenes, no la riñe o no la castiga. Al contrario que la anterior, ésta es mucho más sumisa que puta.


- Sumisa total: Es aquella sumisa que desea ser sometida tanto a nivel sexual como psicológico. Suelen ser sumisas 24/7, que están pendientes de su amo y de cualquier petición que reciban de él, tanto en el tema sexual como en el mental. Este tipo de sumisa hace de la sumisión un modo de vida, y resulta, en general, tan sumisa como puta.


Una vez explicados los tipos de sumisas, debemos hablar del nivel de las mismas. A pesar de que puedan ser sumisas sexuales o mentales, su nivel de sometimiento no es el mismo entre ellas. Como ya sabéis, en el mundo  de la sumisión hay unos límites que impone la sumisa y que el amo debe respetar para no sobrepasarlos. Dependiendo de esos límites, podemos catalogar el nivel de la sumisa.


- Nivel light o bajo: A nivel bajo, la sumisa admite ciertos juegos sexuales y mentales que la permitan sentirse violentada por su amo. Les gusta que les insulten mientras dura el juego, pero no disfrutan de la humillación. No realizan ejercicios en lugares públicos, y no admiten ejercicios como el beso negro, la lluvia dorada, los tríos, la animalización o la humillación verbal. Tampoco sienten un gran cariño por ser atadas, vendadas o amordazadas, y no soportan el dolor físico. Precisan de un amo poco estricto, que la permita incumplir ciertas normas impuestas. Ven la sumisión como un juego sexual para entretenerse un rato, y luego seguir con su vida normal.


- Nivel medio: En este nivel, la sumisa necesitan un amo más estricto y severo, que las humille verbalmente, las castigue y las eduque. Quieren ser reprendidas si hacen algo mal y necesitan ser azotadas cada X tiempo. Aceptan un nivel de dolor superior a las de nivel bajo, y les gusta ser humilladas verbalmente. Aceptan juegos sexuales de mayor nivel, como el beso negro, el gagging o los tríos, y sienten placer con ejercicios que incluyan pellizcos, mordiscos, velas, etc... Aceptan ser atadas, vendadas y amordazadas, y se excitan sobremanera cuando su amo 'simula' una violación con ellas. Aceptan ya comer aparte, hacer tareas de la casa desnudas, o realizar ejercicios de sumisión en lugares públicos.


- Nivel alto o esclava: A este nivel, la sumisa aguanta todo lo que le eche su Domine. Acepta prácticas sexuales de alto voltaje como el Fisting, la copro o la lluvia dorada, tienen un nivel de aguante del dolor muy elevado, y necesita ser azotada y castigada con látigos, varas, fustas, e incluso objetos que pinchen. Le encanta ser tratada como una perra, acepta la animalización o que la usen como objeto. Vive por y para su amo, y adora ser humillada por él. Acepta vejaciones como comer en el suelo, traer el diario a cuatro patas con la boca, o ser utilizada como mesa, por ejemplo. Este tipo de sumisas no entiende su vida sin su amo, no tiene miedo a demostrar que es sumisa, y no busca su placer, sino el de su amo. Se trata de un nivel en el que la sumisa prima la sumisión al sexo.



Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario