Sígueme vía Email

lunes, 6 de julio de 2015

Cómo practicar el sexo anal.


Antes de comenzar, debo aclarar que las siguientes indicaciones y consejos sirven tanto para mujeres como para hombres. Si bien los hombres y mujeres tienen un sexo completamente distinto y la manera de llegar al orgasmo es diferente, en el sexo anal no hay diferencia entre géneros. El mecanismo y la forma de hacerlo son idénticos en los dos casos.

El ano es una zona tremendamente erógena tanto para el hombre como para las mujeres. El motivo es que se trata de un área con muchas terminaciones nerviosas y muy sensibles al juego sexual. Es sabido que aumenta la potencia y la sensación de los orgasmos y si es estimulado de forma correcta puede ser hasta un detonante del orgasmo. Por ese motivo se recomienda la práctica del sexo anal, de manera limpia y cuidadosa.

Lo primero que hay que tener claro es que tu pareja debe quererr practicar el sexo anal antes de empezar. No conviene forzar a alguien a hacerlo, pues es necesario que la persona esté relajada para no hacerle daño.

El ano es un esfínter muscular, por lo que tiende a cerrarse siempre y ejerce una resistencia a todo aquello que entra y sale del mismo. Por eso mismo, cuando vamos al baño, precisamos hacer fuerza para expulsar nuestras defecaciones, y por ese mismo motivo es necesario que tu pareja esté relajada a la hora de ser penetrada por el ano, para facilitar la entrada y no forzar la situación.

Es obligatorio el uso de un lubricante que no irrite, para poder así vencer esa resistencia del ano. A diferencia de la vagina, el ano no lubrica, con lo que necesitamos facilitar ese paso de manera artificial, mediante el uso de algún gel o aceites lubricantes.

Una vez iniciado el juego, es importante dilatar el ano de tu pareja poco a poco, no 'atacar' directamente con el pene. Se aconseja el uso de un dedo o de algún vibrador pequeño para ir dilatando el culito. Una vez veamos que nuestra pareja se encuentra mas a gusto, podremos ir aumentando el grosor hasta probar con el pene. Se aconseja usar lubricante con cada objeto que se use.

Igualmente, no se debe forzar la penetración si tu compañer@ siente dolor intenso o si hay una fuerte resistencia del ano. No queremos causar daños a nuestra pareja.

La higiene es un punto importante a la hora de practicar el sexo anal. El recto de un ser humano está lleno de virus bacterias que pueden causarte infecciones. Por ese motivo, es importante que uses un preservativo.

Igualmente, una vez realizada la penetración anal, no es aconsejable realizar otra penetración vaginal sin haber limpiado anteriormente el miembro utilizado, ya sea un dedo, vibrador o pene. Podríamos arrastrar hacia la vagina los gérmenes y bacterias extraídos del ano. Si quieres hacerlo, cambia de preservativo antes. De esa manera protegerás a tu compañera.




Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario