Sígueme vía Email

viernes, 28 de agosto de 2015

Protocolo a seguir por una sumisa: Cómo tratar a un Amo.



 El protocolo no es más que una serie de normas y pasos a seguir entre 2 o más personas con la idea de marcar un rango y unas pautas a seguir entre esas personas. En el mundo del BDSM, el protocolo ayuda además, a entrar en situación a ambas partes, y permite a la sumisa entender su papel, el de su amo, y comenzar el juego sexual de manera simple.

Hablando de protocolo hay uno general expresado en muchas páginas web. Se utiliza más que nada para reuniones o lugares específicos de prácticas bdsm. También sirve para las sesiones Amo-sumisa. Ese sirve de base para que cada Amo lo exprese a su manera y gustos, y pueda así educar a su sumisa.

Como es lógico, existen Amos más permisivos que otros, que dejan mas libertad a la sumisa a la hora de comportarse de una manera u otra con su amo. Cada Domine es libre de entender el BDSM a su manera.

Yo, como sumisa del Profesor Domine, me centraré en el protocolo que nosotros usamos para relacionarnos, tanto a través del email o teléfono, como en directo, durante nuestras sesiones.


  • En primer lugar una sumisa debe ser respetuosa, obediente y disciplinada. De esa manera hará feliz a su Amo.
  • Debe tratar siempre con educación a su Domine, tratándole de Usted, y dirigiéndose a él con el nombre que anteriormente hayan pactado. El Profesor Domine suele pedir siempre a sus sumisas que le llamen Mi Domine, o Sr. Domine.
  • Por escrito, el nombre del Dominante debe ser escrito siempre en mayúsculas, mientras que el de la sumisa irá siempre en minúsculas. Eso permite diferenciar la categoría y el rango de los participantes en una sesión de BDSM. Una sumisa siempre asume que en la relación ella tiene un rango inferior a su Amo y debe acatar las decisiones del mismo.
  • Algo importante, tanto por mail, como por teléfono, es saludar a su amo con un típico 'Buenos días, Sr Domine', o 'Buenas noches, Sr. Domine' antes de ir a dormir. Eso hace saber a su amo que cada día, cuando se despierta o cuando se acuesta, la sumisa piensa en su Amo.
  • Una sumisa debe ser conocedora de las normas que su Amo le ha impuesto anteriormente. En el caso del Profesor Domine, comunica una lista de normas muy claras sobre lo que desea de su sumisa.
  • La sumisa no habla hasta que su Amo se lo pide. Igualmente, no puede interrumpir la charla de su Domine. Aun así, ella puede solicitar permiso para hablar, una vez haya acabado su Amo. Normalmente, el Sr. Domine suele dar siempre permiso para hablar, y así respetuosamente comunicar lo que necesite.
  • Una sumisa responderá siempre afirmativa o negativamente, a las preguntas u ordenes que su Amo le imponga. 'Si, Sr. Domine', o 'No, Sr. Domine', serán las respuestas adecuadas según la situación. Igualmente, debe agradecer a su amo todo aquello que él le dé. 'Gracias, Sr. Domine' o 'Lo que usted mande, Sr. Domine' son frases adecuadas para ello.
  • En su presencia, una sumisa debe arrodillarse, con la cabeza gacha y los brazos apoyados en las piernas. Esta es la típica posición Nadu. A la orden del Amo, ella podrá levantarse y colocarse más cómodamente.
  • Una sumisa debe acudir siempre limpia a una sesión, lista para ser utilizada por su amo. Con la ropa, al Profesor Domine le gusta la corrección y la practicidad. Un vestido o una falda, acompañado de una blusa o una camiseta son la ropa adecuada. Al Sr. Domine le gustan aquellas prendas femeninas que marquen la figura femenina y que sean fáciles de sacar.
  • El Pr. Domine aprecia la ropa interior femenina con un marcado toque sexy.
  •  La discreción y el respeto son muy importantes para el Sr Domine. Inicialmente, a la orden del Sr. Domine, la sumisa deberá desnudarse con cuidado ante su Amo, doblando su ropa y dejándola con cuidado a un lado. También es posible que antes de ello el Profesor quiera inspeccionar, acariciar o incluso desnudar él mismo a su protegida
  • Otra posición que la sumisa puede tomar es de pie, con las piernas separadas, cabeza gacha y brazos entendidos al lado del cuerpo, o cruzados detrás de la espalda. Dependerá si al Profesor Domine le apetece dar unos azotes en sus nalgas.
  •  Al inicio de la sesión, suele pedir que la sumisa se levante y empiece a desnudarle. Ella deberá ir desnudando a su Domine con cuidado, dejando su ropa correctamente recogida y doblada, por el siguiente orden: chaqueta, zapatos, cinturón, pantalones, camisa y calzoncillos. Una vez desnudado, la sumisa volverá a arrodillarse ante el Profesor, desnuda y con la cabeza gacha.
  • Otro de los protocolos durante la sesión es el aseo al Profesor. Se debe de comprobar la temperatura del agua, y se pasa a enjabonar y cuidar del cuerpo del Domine cuidadosamente. Debe mimar y cuidar esas partes que más le gustan. Dependiendo del tiempo y de las ganas que tenga, el Profesor puede tener ganas de jugar en la bañera o ducha.
  • Una vez limpio, la sumisa secará a su amo con cuidado. De vez en cuando, al Sr. Domine le gusta que le sequen con la lengua según que partes del cuerpo, aprovechando que están limpitas.
  • Una vez limpio, la sumisa debe ayudar a su amo a vestirse, con sumo cuidado y siguiendo su ritmo.

Esto es solo una pincelada por encima del trato protocolario del bdsm. Como ya comenté anteriormente, este es un mundo amplio y con muchos matices, donde cada Amo decide lo que a él le parece para su trato con su sumisa. Incluso puede ocurrir que un mismo Amo tenga protocolos distintos con sus sumisas.


Un escrito de mi sumisa Violant.

No hay comentarios:

Publicar un comentario