Sígueme vía Email

viernes, 20 de noviembre de 2015

Ejercicios para una sumisa. Ordeñando al Profesor Domine.



Dentro del mundo del sexo, y en particular en el submundo del BDSM y la sumisión, las perversiones y los juegos son necesarios y muy positivos para aumentar el morbo y la excitación entre la pareja. Asimismo esos juegos pueden ayudar a remarcar la sensación de sumisión por parte de la protegida, y de Dominación por parte del Amo.

A lo largo de estos años, son varias las sumisas que han tenido que 'ordeñarme'. El gesto tan simple de tener que arrodillarse ante su Amo, desnuda, para agarrar su polla, y masturbarlo con cariño hasta obtener la leche, se convierte en uno de esos símbolos de sumisión que tanto agradan a los Dominantes como yo. Me encanta sentarme al borde de la cama, con mi sumisa arrodillada ante mí, para ofrecerle mi polla y mis huevos. Me parece increíblemente morboso ver como ella masajea a mis atributos con el único objetivo de tomar su leche.

Pero, ¿Cómo podemos evolucionar ese ejercicio tan simple para que sea más morboso?  ¿Cómo podemos aumentar la sensación de la sumisa de ser sometida y utilizada?  La respuesta es 'jugando' con el semen que ella obtiene de su Dominante. A continuación, detallo algunos ejercicios que pueden realizarse con dicho producto. Debo reconocer que a lo largo de mi vida he ordenado a mis alumnas, alguno de estos ejercicios, aunque no todo. Ahí van:

- Leche para la perra. Utilizando un plato o un bol, recogeremos el semen del Amo, hasta la última gota. A continuación, el Dominante colocará el plato o el bol en el suelo, obligando a su protegida a tomarse la leche, a cuatro patas, como una buena perra.  La utilización de una correa y un collar aumentará la sensación de sumisión por parte de la sumisa.

- Braguitas manchadas. La sumisa, al masturbar a su Amo, deberá asegurarse de que toda la leche vaya a parar a unas braguitas suyas limpias. Deberá guardar esas braguitas, impregnadas con el semen de su amo, durante una semana, y deberá oler esa prenda cada día, captando el olor de su Domine y recordando así el momento.

- Crema corporal. La sumisa utilizará el semen a modo de crema corporal, extendiéndolo en sus pechos y su culo. Una vez extendido, y sin haberse lavado, la sumisa deberá realizar su vida con total normalidad. Deberá ir a trabajar, estudiar o comprar, sabiendo que lleva el semen de su amo en su cuerpo.

- Crema facial. La sumisa utilizará la leche a modo de crema facial, extendiéndolo por su cara. Deberá permanecer un rato con dicha crema en la cara, hasta que sea absorbida por el cuerpo. La sensación de suciedad que tendrá la sumisa será tan alta, que pasará un buen rato con el constante miedo a que la descubran. Igualmente, el olor le resultará especialmente excitante.

- Café con leche. La sumisa deberá llevar un café caliente para el ejercicio. Tras masajear y masturbar a su Domine, recogerá su semen en el mismo vaso en el que lleva el café, a modo de leche. Una vez terminado, y tras añadir azúcar a su gusto, ella deberá tomarse el café con leche delante de su Amo y agradecerle su 'aportación'.

- Sirope, kétchup o salsa. Tras recoger el semen del Dominante, la protegida deberá usarlo como salsa, kétchup o sirope en cualquier plato, bocadillo o postre que se vaya a comer. La sumisa deberá ingerirlo en presencia del dueño de la leche, y deberá agradecerle su 'aportación'.

- Leche para terceros. Mas subidito de tono que los anteriores, necesita la implicación de una tercera persona, sin que esta se dé cuenta. La sumisa obtendrá y guardará el semen de su Amo con la idea de añadirlo al café o a alguna comida que una tercera persona vaya a tomar. Esa tercera persona, sin ser consciente de ello, tomará el café o la comida, incluyendo el semen del Dominante.

- Amuleto. La sumisa deberá recoger el semen de su Amo dentro de algún potecito pequeño o de algún recipiente opaco, de pequeño tamaño, que deberá llevar consigo en el bolso durante toda la semana. De esa manera, cada vez que ella encuentre o toque el potecito en su bolso, recordará el momento vivido y sentirá el morbo de estar guardando el semen de su Domine, a modo de amuleto de la suerte.

- Con una caña o pajita. Tras correrse el Dominante en los pechos de su sumisa, a ser posible en el canalillo, ella deberá absorber la leche mediante el uso de una pajita, como la que utilizan los niños para tomarse un refresco en un bar.

- Cocina. Tras guardar la leche de su Domine en algún recipiente, la sumisa la utilizará a modo de condimento en la cocina para prepararse algún plato, que a posteriori podrá ser ingerido por ella misma o por alguna otra persona.

- Congelación. Con la idea de acumular la leche de su Amo, la sumisa irá guardando y congelando el semen que haya conseguido tras 'ordeñar' varias veces a su Domine. Al final, una vez ella crea que tiene la cantidad necesaria, podrá descongelarlo para ser utilizado en cualquiera de los ejercicios mencionados en este post.




Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

3 comentarios:

  1. Hola, soy un enamorado del sado, pero no del vulgar, si mo mas bien del de clase, del elegante, del morboso, del, como diria yo, del pata negra. como el que usted practica,
    Y si me permite, le hare una pregunta, mas bien una chafarderia, cuando dice leche para terceros, se refiere a sus parejas?
    Eso no seria demasiado humillante para sus parejas?, "ademas de cornudos apaleados"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no se lo daria a mi mujer, cierto. Como ya indico en el post, éste es un ejercicio un tanto subidito de tono, pero me da morbo ponerle un platito a mi cuñada, con mi semen, sin que ella lo sepa.

      Eliminar
  2. Perdone, si le hago perder el tiempo y le molesto, es que todo esto me parece interesante, yo como sumiso, aceptaria muchas cosas, pero nunca mezclaria en ello a las personas que quiero.
    Yo podria beberlo y tragarlo, pero nunca se lo dria a otra persona. Gracias por su valioso tiempo.

    ResponderEliminar