Sígueme vía Email

viernes, 4 de diciembre de 2015

Amo o sumisa, protege tu identidad y tu vida privada



Todos los amantes del BDSM sabemos de sobras que somos minoría. Sabemos también que el 80% de la población no entiende nuestros gustos sexuales, y que otro 15, a pesar de entenderlos, no se atreve a reconocerlo, o reniega de esos sentimientos.

Sabemos que una amplia mayoría de la gente pensaría que somos unos pervertidos, y que habría gente que nos acusaría y nos señalaría por la calle, pero nuestros sentimientos son los que son, y necesitamos participar en este tipo de juegos.

Hay mucha gente, dentro del BDSM, que no se asusta del qué dirán y que no tienen miedo a mostrar sus gustos sexuales o sus prácticas habituales, pero otros muchos, entre los que me encuentro yo, no quieren o no desean que sus allegados sepan a qué se dedican, o a qué juegan en sus ratos libres.

Muchas de las personas que nos dedicamos a esto tenemos pareja, hijos, hermanos, y llevamos estas prácticas en secreto, o al menos lo intentamos. Para que ello ocurra, es necesario cumplir una serie de reglas que nos permitan un anonimato y una cierta tranquilidad de que los allegados no sabrán a lo que nos dedicamos en nuestro tiempo libre.

He aquí algunas normas básicas a seguir a la hora de crear un 'Alter Ego' en el mundo BDSM:

- Buscad un nombre o alias que utilizaremos en todos nuestros medios de comunicación. Por ejemplo: sumisa nova, o Profesor Domine. A partir de ese momento, todo el mundo BDSM te conocerá por ese nombre.

- Cread una cuenta de correo con ese alias, por ejemplo profesor.domine@gmail.com. No pondremos nunca, en los datos personales de esa cuenta, nuestros datos personales. Ni nombre, ni apellidos, ni teléfono personal, ni dirección, ni otras cuentas de correo.

- Cread cualquier cuenta de redes sociales, como Facebook, Twitter, o Google+, asociándola directamente a la nueva cuenta de correo. No asociéis nunca vuestra cuenta de correo BDSM con una cuenta personal de red social, ni al contrario.

- Si se va a usar un teléfono para comunicarse en el mundo BDSM, se aconseja la contratación de una nueva línea de teléfono, que se usará exclusivamente para esos menesteres. Si no se va a contratar una línea nueva, debes estar muy seguro de la otra persona antes de compartir ese número de teléfono.

- Separad siempre los medios de comunicación, de manera que los teléfonos, whatsapp, correos, skypes y redes sociales queden separados de manera clara entre las personales y las BDSM. No deben mezclarse bajo ningún concepto.

- No colguéis nunca fotos en las que aparezca vuestra cara en los distintos blogs, foros o redes sociales en las que participes. Siempre puede veros un conocido, y meteros en un lío. Si queréis colgar fotos, os aconsejo el uso de mascaras que tapen vuestro rostro. Igualmente, si teneis alguna marca o rasgo físico muy particular, que os identifique fácilmente, intentad ocultarlo.

- No facilitéis vuestros datos personales o teléfonos a personas a las que no conozcáis. Es muy típico entre los jóvenes el pasarse el teléfono sin apenas haber intercambiado más de 10 frases. Nunca sabemos quién hay al otro lado.

- Evidentemente, si estas casado o tienes hijos, no des nunca datos personales de tu pareja o de tus hijos. Siempre podemos inventar el nombre de algún familiar para salir del paso si la otra persona se pone muy pesada.

- Intentad buscar un compañero en este mundo que tenga la misma situación personal que vosotros, o similar. Es decir, un casado siempre se entenderá mejor con una mujer casada que con una soltera. Comprenderán los temas de privacidad a la primera, y no se preguntarán el uno al otro para evitar que el otro lo haga. Un soltero tiene menos cosas que ocultar, y más tiempo libre, con lo que es normal que acabe con otra soltera.

- Huid de las personas que quieran saber demasiado de vosotros. Pensad mal de los que intenten averiguar datos personales vuestros. Si es preciso, os los inventáis para salir del paso. Si insisten, bloqueadlos y protegeros siempre. 

- No mezcléis amistades de la vida real con las del BDSM. Al final, a alguien se le escapará algo en una cena, con dos copas de más, y os descubrirán. Mantened siempre una distancia prudencial entre los dos mundos, separándolos por completo.

- Proteged también la privacidad de vuestra pareja sexual, ya sea sumis@ o Dominante. Si tenéis un mínimo de cariño hacia esa persona, no querréis que sufra. Por ese motivo, no le  preguntéis por datos personales que podrían poner en riesgo su vida privada. No averigüéis su teléfono si no os lo quiere dar, no busquéis donde vive, ni como se llama. Si os dice que se llama Profesor Domine, y que es de Barcelona, eso es todo lo que deberás saber de esa persona.

Disfrutad del sexo, sin crearos riesgos inútiles. Recordad que ésta es una vida paralela, que disfrutáis y que deseáis, pero que no debéis mezclarla con vuestra vida privada, a no ser que seáis los 2 solteros y que mutuamente decidáis lo contrario. 




Pdta: si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto con el Profesor Domine via email, o via Hangouts, escribiendo a profesor.domine@gmail.com

3 comentarios:

  1. Buenos dias Profesor, soy Raul, no se si me recuerda, solo le queria dar de nuevo las gracias por los consejos que me dio hace unas samanas, y agrdecerle que publicara este articulo, que me parece muy interesante, y que cuando lei, me parecio que estaba dirigido, en una pequeña parte a mi, o gente como yo.
    Gracias,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pensé justo después de hablar contigo, Raúl. Sobretodo los casados deben proteger su vida privada.

      Eliminar