Sígueme vía Email

lunes, 21 de diciembre de 2015

Soy y seré su sumisa



Me parece muy fuerte decir que amo a mi Domine, ya que no lo he visto nunca, no lo conozco, ni tan siquiera sé como es. No es un amor romántico, pero lo amo.

Amo todo lo que me hace sentir. Por la manera que despierta en mí mi sexualidad, por lo sensual, perversa y morbosa que me siento con sus palabras, acciones y deberes. No sé donde me llevará, cuales serán mis limites, hasta donde seré capaz de llegar, es una locura, pero una locura maravillosa.

Ha hecho fluir en mí un lado lascivo y oscuro que no conocía y está haciéndome explorar en lo más profundo de mi ser qué es lo que quiero sexualmente.

Él es el Amo y yo soy y seré su sumisa. Pero no me siento ni usada ni utilizada, por el contrario soy yo la que me siento poderosa ¿porqué? simplemente por saber que soy yo quien voy a darle placer a mi Domine, por que voy a hacer todo lo que me pida, todo lo que a Él le gusta y yo voy a adorar y anhelar cada momento.

Soy yo la que pondrá su culo en pompa para recibir los azotes de mi Amo y no me importará la cantidad ni la fuerza que aplique. Sé que me encantará, por que sé que a Él le gusta ver como se va poniendo cada vez más rojo. Y yo quiero darle ese placer.

Será mi coño el que le acoja como un guante succionando su polla, y estaré húmeda y caliente para que Él juegue como quiera, penetrándome con su polla o con cualquier juguete.

Son mis pezones los que se podrán erectos para su orgullo y placer. Para que los acaricie, los pellizque, los muerda, los lama, los succione como a Él más le plazca.

Es mi culo el que notará la tirantez y la presión de su penetración.  Esperará impaciente a que mi Domine lo tome. Él me desvirgó, mi culo le pertenece, es suyo para lo que quiera.

Será mi boca, salivando, la que le hará una mamada a mi Amo. La que se meterá profundamente tan preciado regalo, lamiendo y succionando su tronco, su glande o sus huevos.  O simplemente dejará que se la folle, a su ritmo, a su gusto.

Son mis manos las que ansían acariciarlo, las que desean enjabonarlo de arriba a abajo, masajeando su cuerpo, encontrando cada rincón, cada punto sensible.

Es mi cuerpo el que codicia sus atenciones, el que anhela que la marque como a su zorra, su puta, por que mi cuerpo le pertenece, mi placer le pertenece.

Es mi deseo y mi lujuria la que aspira, si a Él le apetece que me gane mi regalo, mi premio, su semen.

Son mis sueños, mis sentidos los que se desviven por Él y para Él.

Lo amo por todas las perversiones que me hace y hará sentir. Por que si siento, estoy viva.

Soy marta, sumisa del Profesor Domine.


No hay comentarios:

Publicar un comentario