Sígueme vía Email

martes, 29 de noviembre de 2016

Hoy quiero violarte, sumisa



¿Sabes lo que se me ocurre, sumisa?

Se me ocurre que hoy quiero 'violarte'. Te tumbaría en la cama, boca abajo, y con un par de cojines o almohadas debajo de tu cadera, provocando que tu culo quedase en pompa, listo para ser usado.

Ataría tus manos a la espalda, para que no pudieras usarla, y los pies, para que no pudieras patalear, y te daría un beso para tranquilizarte.

Entonces, mientras te hablo tranquilamente, comenzaría a azotar tu culito, con la mano. Dos azotes en una nalga, y otros dos en la otra, repartiendo el dolor. Cada 4 azotes, introduciría mi mano entre tus piernas, invadiendo tu espacio, y acariciaría tu coñito suavemente.

Tras dos de tandas de azotes, pondría crema en tu ano, e introduciría un plug dentro, con suavidad, mientras te cuento que voy a follarte. Jugaría un ratito con el plug, metiéndolo y sacándolo, provocando tu excitación y la dilatación de tu esfínter.

Entonces volvería a azotar tu culo, en tandas de 4 azotes, y acompañados siempre de su correspondiente caricia entre tus piernas. Y volvería otra vez al plug, a jugar con él, otro ratito, mientras te hablo y acaricio tus nalgas.

Repetiría ese proceso 5 veces, hasta haber recibido unos 40 azotes, 20 por nalga, haberte acariciado el coñito 5 veces, y haber jugado con el plug otras 4. Tú ya estarías cachonda perdida, y al borde del orgasmo, y seguirías atada de manos y pies, siendo mi prisionera.
 
Y en ese momento, sacaría el plug de tu ano, me subiría a la cama, y tras tumbarme encima de ti colocaría la punta de mi polla, ya bien dura, en tu culo, con la idea de taladrarte.

Pero no lo haría bruscamente, no. Lo haría poco a poco, suavemente, para que no te duela, y acompañado de algún beso y de unas palabras en tu oído: "Eres mía, sumisa, toda mía, y voy a follar tu culo". Colocaría todo mi cuerpo encima del tuyo, para que notaras mi peso y mi polla bien clavada, y te follaría. Te follaría como nunca te han follado... como si te estuvieran 'violando'... Mmm...

No tardarías demasiado en correrte, por tu calentón, y seguiría follándote hasta llegar a tu segundo orgasmo seguido, o tu tercero...

Y en ese momento, cuando yo viera que mi orgasmo estaba cerca, pararía un momento, y me levantaría. No quiero correrme aún, primero tengo que jugar otra vez contigo.

Volvería a meter el plug en tu ano, para que no se cerrar, y volvería a zurrar tu culo. Dos azotes en cada nalga, acompañado de otra caricia entre tus piernas. Como es lógico, tu coñito ya estaría completamente chorreando. Y nuevamente jugaría con el plug.

Repetiría la misma jugada 3 veces, dándote otros 24 azotes, seguidos de sus 3 caricias en el coñito, y sus 2 juegos con el plug. Y tú volverías a estar otra vez al borde del orgasmo, a punto de estallar de placer.

En ese momento sacaría otra vez el plug de tu culito y volvería a subirme encima de ti contigo atada y sin poder moverte. Clavaria de nuevo mi polla en tu culo, y volvería a 'violarte', follándote esta vez hasta el final, con fuerza, con pasión, y provocando que tú te corras otra vez, y otra mas...

Y entonces llegaría el final, el momento de correrme. Después de haberte sodomizado un buen rato, justo cuando yo notara que llega mi orgasmo, sacaría mi polla de tu culo, y un rio de semen llenaría tus nalgas y tu espalda. Moviendo mi mano sobre mi polla, arriba y abajo, iría expulsando todo el viscoso líquido blanco sobre tu espalda, marcándote con mi leche. Y limpiaría mi verga sobre tus nalgas.

Una vez acabado, me levantaría, y mientras acabo de limpiar mi herramienta, admiraría mi obra durante unos minutos. Te vería desnuda, en la cama, exhausta tras el clímax, y agotada. Continuarías atada y boca abajo, pero tu cara me delataría que estás feliz, contenta. Feliz porque tu Amo te ha usado, te ha 'violado'. Y tú me darías las gracias, como siempre haces. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario