Sígueme vía Email

viernes, 2 de diciembre de 2016

Ven a verme, sumisa. Ven con tu Amo.



Ven a verme, sumisa...

Sé que estás muy lejos y que puede resultar extraño subirse en un avión para ir a ver a un hombre con el que sólo has hablado por email. Sé que puede parecerte peligroso el venir a Barcelona para ser utilizada como una perrita, para ser educada sexualmente, por un Amo al que nunca has visto. Sé que tu mente dice que no es correcto, que no es sensato, que es un gasto estúpido, y que puede ser incluso peligroso.

Pero tú lo deseas con todo el alma. Hay zonas de tu cuerpo que desean ser usadas, penetradas, azotadas. Sé que deseas arrodillarte ante mí, obedecer mis órdenes y satisfacer mis deseos... Que deseas ponerte a cuatro patitas para mí, para ser mi perra, y que quieres lamer mi cuerpo y bañarme entero. Sé que quieres que te use, que te utilice y te azote… que te ate y te sodomice…

Por eso te invito a que vengas, sumisa. Te invito a venir unos días, a vivir una, dos, o diez sesiones de sumisión, las que podamos. Yo te enseñaré a comportarte como una sumisa, a desnudarme, a bañarme. Azotaré tus nalgas, y masturbaré tu coñito. Sodomizaré tu culo, y pellizcaré tus pezones. Te pondré cachonda hasta que me supliques que te folle, y entonces introduciré mi polla en tus agujeros. En todos tus agujeros.  

No te pido que seas una perra, te pido que seas MI perra. Serás mía y solo mía, y así lo sentirás. Tú sólo tienes que preocuparte del transporte, sumisa. Yo me ocupo del alojamiento, y de tu educación. Y no temas por nada, lo peor que puede pasarte es que te guste demasiado.

Ven a verme, sumisa... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario