Sígueme vía Email

lunes, 31 de julio de 2017

Pet Play. Una perrita fiel.



La primera vez que leí sobre el tema fue a los 16 años. Era un libro erótico, con  una trama bastante macabra. Había "amos" que entrenaban mujeres secuestradas, para luego venderlas. En una escena en especial, había una reunión de amos, donde mostraban ante los demás lo bien entrenadas que estaban sus sumisas. En dicha escena, había amos que caminaban por la estancia paseando a sus sumisas, con correa, como perritas y las trataban como tal. Esa fue la primera vez que supe del pet play, aunque claro, en este libro el juego transcurria sin el sin el consentimiento de ellas.

No voy a mentir, me llamó mucho la atención, me excitó y fantaseé con ser yo la que estaba en el lugar de aquellas chicas, luego me sentí muy disgustada y avergonzada  conmigo por reaccionar de esa manera ante tal situación, que debería parecerme humillante, incorrecta, denigrante ...

Ahora tengo 20 años, he investigado, me he informado más y estoy aprendiendo a aceptar mis fantasías, estoy a prendiendo a dejar a un  lado todos los prejuicios con los que crecemos. Creo que mientras lo que hagas no afecte a terceras personas, puedes hacer lo que desees, siempre que los implicados estén de acuerdo con tal o cual situación.

No he probado el pet play, pero siento una inmensa curiosidad y anhelo por hacerlo. De pequeña me encantaba jugar a ser un perrito, o un gatito e incluso un caballo, y me encantaba que me trataran como tal y comportarme como tal. Tal vez de ahí venga mi gusto por el pet play, no lo sé.


 Lo que yo quiero.

Quiero ser la perrita de mi Amo, quiero estar a cuatro patas y que mi Amo me pasee con mi collar y correa.
Deseo que mi Amo juegue conmigo, que me tire la pelota y me eduque. Que me enseñe trucos como "sit" , "plas", dar la patita  y traer cosas.
Quiero que me dé de comer mi lechita en mi platito de perrita, y que cuando haga algo bien me acaricie la cabeza y me diga " buena chica " o me dé una galletita de premio.
Me encantaría que mi Amo durmiera una noche conmigo, y yo dormiría en el suelo, como la perrita que soy, y que si ese día yo me he portado bien, me deje subir a la cama con él. Pero solo cuando a él le parezca adecuado.

También me gustaría tener una jaula, y si me porto mal o simplemente le apetece a mi Amo, me gustaría que me encerrada en ella. Me gustaría ladrar y mover la colita para mi Amo. Y me encantaría tener una máscara de perrita.

Me ha costado mucho aceptar para mí todos esos " quiero" y fue aun más difícil atreverme a contárselo a alguien. Me causaba una enorme vergüenza, sobre todo el que pensarían de mi, incluso ahora, escribir esto, me causa ciertos nervios y dudas, pero ahora es más fácil hablarlo.

He platicado con muchas personas dentro del BDSM, he hablado con Amos, Amas, sumisos, sumisas, etc. etc.. Jamás me había atrevido a admitirlo y platicar lo con alguien, pero curiosamente con el Profesor Domine siento confianza, desde el  primer momento que intercambie dos palabras con él. Me encanta lo honesto y directo que es para decir las cosas, y eso hizo que tuviese el valor y confianza de contarle mis fantasías. Para mi gran sorpresa el Profesor Domine entiende mis fantasías y eso lo ha hecho mucho más fácil.

Creo que si eres una persona, como yo, a la que le cuesta aceptar sus fantasías, y le da vergüenza hablar de ellas, es importante encontrar a alguien que las comporta. Genera una gran confianza y libertad poder hablar sobre lo que deseas, sin ser juzgado, sin ser señalado.
Supongo que no es fácil encontrar a esa persona, yo tuve la enorme suerte de que justo a quien se lo conté compartía mis fantasías y me ha ayudado enormemente a entenderlas, aceptarlas y desear mucho, mucho más...


¿Por qué deseo ser una perrita?

He estado pensando mucho en ello, y tengo una pequeña teoría.
Creo que es porque el comportamiento de un animal, un perro en este caso, es mucho más sencillo que el de un humano. Si el perro está contento, será fácil saberlo, su expresión corporal lo demostrará, moviendo la colita, soltando algún ladrido e incluso dando brincos. Si está enojado puede enseñar los dientes, gruñir, el cuerpo se pondrá en tensión. Si está asustado meterá la cola entre las patas, intentara esconderse, desviara la mirada. Creo que se entiende mi punto, su comportamiento es básico, fácil de entender, todo lo contrario al comportamiento humano.

Tal vez sea una forma de "apagar la mente", dejar de preocuparte por mil cosas y entrar en un comportamiento básico, sin complicaciones.
También creo que es por los mimos, son fundamentales, para mí. A mi parecer, los Amos suelen ser más cariñosos, y de cierta manera más pacientes con sus mascotas que con sus sumisas. Es lo que alcanzo a percibir, no lo sé, tal vez me equivoque.  
Y me encanta sentir esa  "inferioridad".


¿Porque quiero que mi Amo me pasee y me tire la pelotita ?

Bueno, dejando a un lado la excitación que me pueda causar tal situación... Tal vez sea porque durante esos momentos, tendré toda la atención de mi Amo. Son momentos positivos, momentos de juego y atención. Y me pone cachonda la idea de ser adiestrada, recibir órdenes y cumplirlas. Un perrito desea que su Amo le preste atención, que le tire la pelotita y que juegue con él. Pues yo también. Deseo sentirme suya, deseo sentir que me da un premio cuando hago algo bien.


¿Porqué el resto de la humanidad no lo desea y yo sí ?

Mmmm.. No lo sé, por mi parte, creo que tiene que ver con mi pasión por los animales y su comportamiento, su manera de ser. Que no se malinterprete, no me gustan los animales de una manera sexual, como fiel amante de los animales que soy, repudio cualquier forma de maltrato animal. Me gustaría poder hablar con más personas con los mismos gustos, y ver si hay algún factor en común. Sé que el 95% de la población no entendería mi fantasía, y que incluso me insultarían o me mirarían rara, pero yo no molesto a nadie. Me siento libre pensando en ello, me imagino esperando mi pelotita y mi galleta, y me siento bien, me siento libre.


¿Por qué no está mal desear ser una mascota?

Esta sí la tengo clara. No le hago daño a nadie, es un juego que solo sucederá con mi Amo, si él así lo desea, en una habitación cerrada. Fuera de esas 4 paredes no es algo que pondría en práctica, me da demasiada vergüenza, a pesar de desearlo. Como ya había dicho anteriormente, para mi cualquier fantasía está bien, mientras TODOS los implicados estén de acuerdo.  




Su perrita fiel y obediente.

3 comentarios:

  1. Pienso yo que esta "Perrita fiel" solo existe en la mente del Profesor Domine. Pues no puede ser posible vaciar el cerebro de un ser humano para jugar con su cuerpo.
    Como fantasía para un blog, vale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabía que este post traería controversia, y que habría comentarios contrarios. No es mi fantasía, sino la que una chica joven que desea ser tratada como una perrita. No pretendo que lo compartas, ni que lo entiendas, solo que lo respetes. Tengo muy claro que hay mujeres que disfrutan con este juego, y que normalmente deben ocultarse del mundo para que no las juzguen...

      Eliminar
    2. Eso es muy cierto habemos personas a las que nos gusta ser usadas sexualmente eso nos ocasiona placer y excitación Cada kien puede fantasear como mejor le plazca

      Eliminar