Sígueme vía Email

miércoles, 9 de enero de 2019

Diferencias entre una sumisa y una mujer empotrada


- "He leido tu Blog, y me gusta mucho. Quiero que me empotres una y otra vez."

No es la primera ni la segunda ocasión que recibo un email de ese tipo. Se trata normalmente de mujeres que leen alguno de mis relatos y se ponen cachondas pensando en cumplir alguna de esas fantasías. Como ya imaginais, no se trata de sumisas vocacionales, sino mujeres que desean ser utilizadas sexualmente, de una manera más agresiva, más salvaje.

La idea de ser forzada por un hombre rudo y dominante, que la ate, la use y la empotre en la cama, en la mesa, o contra la pared, es una fantasía muy extendida entre las mujeres. Muchas sueñan con que su marido (o su vecino) entre en casa mientras ellas están cocinando, o duchándose, y las azoten y las 'violen'. Evidentemente, no se trata de una violación real sino de una mera fantasía sexual.

Dicha idea ronda también por la cabeza de todas las sumisas, que desean ser usadas por su Señor, pero eso no significa que todas las que deseen ser empotradas por esa figura sexual dominante sean sumisas. Muchas mujeres ven el acto de dejarse violar como un acto de sumisión, generando así una confusión muy común, que las lleva a pensar que son sumisas. Nada más lejos de la realidad. Veamos las diferencias entre una sumisa y una mujer que desea ser 'empotrada'.

Una sumisa vocacional trabaja por y para el placer de su Señor, sin importarle lo mas mínimo su propio placer. No es que ella no quiera correrse, es que ella es feliz sabiendo que su Amo es feliz con ella. Una sumisa nunca pediría a su Amo que la ate, la amordace, la azote y la folle de todas las maneras posibles. Ella sabe que su Amo hará eso cuando a él le apetezca. Y ella será feliz complaciéndolo mientras tanto.

Una curiosa que desea que la empotren no busca el placer de su Amo, simplemente busca su propio placer permitiendo a un hombre dominante que la fuerce sexualmente. Para esa mujer, un encuentro así en el que ella no se corra será siempre un encuentro fallido y decepcionante. Sin embargo, para una sumisa vocacional, el encuentro será decepcionante únicamente si su Amo no llega al orgasmo o si acaba descontento.

Una sumisa tiene siempre esa fantasía con su Amo. Desea que sea Él, su dueño, quien la use y la fuerce. Desea ser atada, azotada y follada por su Señor, siguiendo siempre el ritmo y los tiempos que él marque. Sin embargo, la curiosa querrá que el acto sea rápido, contundente, y con un final feliz para ella. Puede tener esa fantasía con varios hombres, no con uno en particular, e incluso puede querer que sea un desconocido quien la ‘viole’.

Al acabar el acto, la mujer que desea ser empotrada solo espera que su 'violador' la suelte y se marche de casa. Ya ha cumplido su fantasía, y esa persona ya no es necesaria. Sin embargo, la sumisa desea permanecer al lado de su Señor, y no tendrá ningún problema en permanecer atada un buen rato, en presencia de su Amo si así él lo desea. De esa manera, ella se sentirá más sumisa, junto a su dueño.

Para acabar, aunque las diferencias entre las dos mujeres son diversas, se pueden resumir en una sola. Mientras la sumisa vocacional desea dar placer a su Amo y hacerlo feliz, la otra busca su propio placer, cumpliendo una fantasía que siempre ha tenido. Una vez cumplida, esa mujer desaparecerá sin más.

Si quisiera resumir las diferncencias entre ambas mujeres, podríamos hacerlo en una única frase: "La sumisa da, la empotrada recibe".

5 comentarios:

  1. Hola, profesor. Este post me ha ayudado a aclarar dudas, excepto por una cosa. Tengo un amor platónico y pienso en él como mi amo. me encantaría darle placer y que hiciera conmigo lo que quiera, y tengo todo lo que en este post dice que es una sumisa, excepto por una cosa, si me importa mi orgasmo. Si él no me lo quisiera dar,entonces esperaría que me permitiera masturbarme después. Entonces, que soy?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que la sumisa no quiera correrse, es que no es su prioridad. Si tu haces bien tu trabajo y tu Amo es bueno, él te dará tu orgasmo.

      Eliminar
    2. Gracias por aclarármelo

      Eliminar
  2. Hola profesor con este post aclare muchas dudas. Mi ex una ves me propuso ser su sumisa por que sabe que me llama la atención pero el ahora está en una relación con otra persona. Mi duda es uno como dominante puede tener a su sumisa y una pareja dentro de lo que cabe "normal"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, si tu ex tiene pareja, me parece feo que te quiera a tí como sumisa. Si realmente tú quieres ser sumisa, deberías buscarte un Amo que te respete.

      Eliminar